Un alcalde socialista defiende el sistema electoral de Venezuela y su democracia «envidiable»

Juan Gil, alcalde de El Bonillo./Telesur
Juan Gil, alcalde de El Bonillo. / Telesur

El alcalde de la localidad albaceteña de El Bonillo ha ejercido como observador internacional en las elecciones municipales de Venezuela

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

El alcalde de la pequeña localidad de El Bonillo (Albacete), de 2.800 habitantes, el socialista Juan Gil, se ha erigido en un firme defensor del sistema político de Venezuela generando el malestar en su partido y las furibundas críticas del PP. Este alcalde acaba de ejercer en Venezuela como “observador internacional” de las elecciones municipales de ese país del pasado domingo y en una entrevista en la televisión pública venezolana ha llegado realizar afirmaciones tales como que “con el sistema electoral de Venezuela es imposible que haya fraude”, “Venezuela es una democracia en estado puro que envidiamos” o “los venezolanos están encantados con unas elecciones libres”.

La difusión de esta entrevista ha molestado a su partido y ha sido aprovechada por el PP para acusar al PSOE castellano-manchego de “podemización”. Desde el PSOE, el diputado regional Fernando Mora ha sido el encargado de aclarar que “los socialistas ni conocíamos, ni nos parece oportuno, ni avalamos la presencia del alcalde de El Bonillo en Venezuela”.

Por su parte, el portavoz adjunto del PP en las Cortes castellano-manchegas, Francisco Núñez, ha calificado las declaraciones de este alcalde de “bochornosas y esperpénticas al ser Venezuela una dictadura en la que se encarcela a aquellas personas que no piensan como Nicolás Maduro”. A su juicio, lo ocurrido con Juan Gil demuestra que el PSOE castellano-manchego se ha “podemizado y radicalizado”.

Contenido Patrocinado

Fotos