El PP denuncia que los Mossos espiaron a Albiol y al delegado del Gobierno

Albiol, durante una conferencia. / Albert Gea (Reuters)

El candidato popular acusa ael Gobierno de Puigdemont de actuar como «la Gestapo» en un «régimen autoritario»

CRISTIAN REINOBarcelona

Nuevos informes internos vuelven a poner en cuestión prácticas del anterior Gobierno catalán. Si primero fue la agenda Jové, que está destapando algunas de las intimidades del proceso secesionista, hoy trascendieron documentos atribuidos a un grupo de élite de los Mossos d'Esquadra que habría espiado a políticos constitucionalistas catalanes, entre ellos el candidato del PP en las próximas elecciones, Xavier García Albiol, y el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo.

Los seguimientos estarían relacionados con labores de protección del referéndum del 1-O, pese a que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya ordenó al Gobierno catalán impedir la votación. La documentación forma parte de la causa que instruye la Audiencia Nacional contra el exmayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero. El mando policial, apartado de la dirección del cuerpo autonómico y relegado a tareas administrativas, está acusado de un presunto delito de sedición por el asedio de la Consejería de Economía el pasado 20 de septiembre cuando la Guardia Civil llevaba a cabo un registro y detenciones en su interior.

A una semana para las elecciones, Albiol aprovechó la tormenta de la filtración para cargar con dureza contra Carles Puigdemont y para presentar al PP como el principal adversario del independentismo, aunque las encuestas no dicen lo mismo y prevén un retroceso a los populares, en beneficio de Ciudadanos. «Ha actuado de una manera más propia de un régimen totalitario que de un Gobierno democrático», afirmó sobre el exjefe del Ejecutivo catalán, huido a Bruselas y candidato de Junts per Catalunya. «Puigdemont no ha tenido complejo ni manía en espiar a los que suponíamos una amenaza para el independentismo», expresó García Albiol, que comparó las prácticas policiales con la Gestapo, la policía secreta de la Alemania nazi.

«Esta noticia pone en evidencia que el verdadero enemigo del independentismo, a quien de verdad temen, es al PP», remató para tratar de frenar la fuga incesante de votos populares a Ciudadanos, según reflejan los sondeos. El líder del PP no pudo ayer confirmar estas supuestas prácticas, pero en caso de que se demuestren como reales, Albiol anunció que interpondrá una denuncia contra el expresidente de la Generalitat para proteger su «honorabilidad». Además instó a Puigdemont a que se explique cuanto antes: «¿Cuánto ha costado el espionaje, por qué, desde cuándo se realizaba, que se pretendía descubrir, que finalidad tenía?».

A punto de quemarse

Una operación de la Policía Nacional llevado a cabo el día antes de la declaración unilateral de independencia del pasado 27 de octubre, evitó que los Mossos d'Esquadra destruyeran una ingente cantidad de documentos en la incineradora de Sant Adrià de Besós. La operación fue muy espectacular y provocó momentos de tensión entre los dos cuerpos porque cuando los agentes autonómicos se disponían a destruir los documentos, un grupo de agentes de la Policía Nacional se lo impidió rodeándoles en la puerta de la planta industrial.

La Policía Nacional tenía una orden de la Audiencia Nacional para impedir la quema de documentos ante la sospecha de que pudieran destruirse pruebas sensibles de los Mossos relacionadas con el proceso soberanista. Ahora se ha sabido que entre la documentación que los Mossos pretendían convertir en ceniza estaban los presuntos seguimientos. La Policía Nacional también halló archivos relacionados con la extinta agencia de detectives Método 3, que elaboró centenares de informes sobre personas de relevancia en la sociedad catalana, desde políticos a deportistas.

Los Mossos negaron hoy de manera rotunda haber espiado a políticos catalanes y miembros del anterior Gobierno catalán, como el exconsejero de Territorio Josep Rull también lo negó. «¿Esta información quién la da, un juez o el PP? Porque acusaciones tan serias como esta, que yo niego categóricamente, deberían estar avaladas de alguna manera», afirmó.

Contenido Patrocinado

Fotos