El PP acepta la enmienda del PSOE para renunciar al control de TV3

Los representantes de los medios de comunicación públicos catalanes, en un programa especial de TV3./Rafael Marchante (Reuters)
Los representantes de los medios de comunicación públicos catalanes, en un programa especial de TV3. / Rafael Marchante (Reuters)

Negociaban desde el jueves la propuesta socialista, que argumentaba que el control de los medios públicos catalanes lo debe ejercer el Parlament, y no el Ejecutivo

AGENCIASMadrid

El PP ha aceptado finalmente la enmienda del PSOE para excluir del paquete de medidas de intervención de la autonomía catalana el control de los medios de comunicación públicos (TV3, Catalunya Radio y la Agencia Catalana de Noticias). Los dos partidos negociaban desde el jueves la propuesta socialista, que argumentaba que el control de los medios públicos catalanes lo debe ejercer el Parlament, y no el Ejecutivo.

Las conversación entre ambas formaciones ha sufrido diversos vaivenes. En un primer momento, el PP mostró una disposición inicial a alcanzar un acuerdo con los socialistas, pero estos terminaron rechazando la redacción alternativa ofrecida por los populares: que los medios de comunicación públicos quedaran bajo la supervisión de la Junta Electoral Central y de la comisión técnica del Senado que fiscalizará la aplicación de las medidas al amparo del 155.

Minutos antes de que se sometiera a votación del Pleno del Senado el paquete de medidas para intervenir la autonomía catalana, el PP comunicaba que aceptaban la enmienda socialista en su redacción original, que supone excluir del conjunto de actuaciones la que hace referencia al control de los medios de comunicación públicos.

Acusaciones de parcialidad

En la mañana de este viernes, y durante la celebración del Pleno, miembros del Comité Profesional y del Comité de Empresa de TV3 han estado en los pasillos del Senado. Allí han abordado al delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, a quien han trasladado su preocupación por la intención del Gobierno de intervenir los medios públicos de comunicación catalanes y su malestar por entender que se les acusa de ser parciales en la información. Millo ha recriminado que los medios catalanes hablen de suspensión de la autonomía catalana en lugar de intervención.

El portavoz del PSOE en el Senado, Ander Gil, ha agradecido la receptividad final del PP a su enmienda porque "era importante trasladar el mensaje de que los medios de comunicación no dependan de ningún gobierno". "Es posible que la Policía, para hacer su trabajo, necesite órdenes, pero los periodistas, no", ha subrayado.

Dos enmiendas de tres

En el trámite de las enmiendas del 155 en el Senado, necesario para que el Gobierno de Rajoy contara con autorización para aplicarlo, el PSOE ha conseguido que el PP acepte dos de las tres propuestas que presentó para mejorar el texto del decreto, que ha recibido ya la autorización del Senado. Los socialistas no consiguieron que los populares accedieran a incluir un freno explícito a la entrada en vigor de las medidas si antes el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, convocaba elecciones.

Ante las escasas esperanzas de que se produjera ese escenario, el PSOE terminó retirando su propia enmienda después de conocer que Junts pel Sí y la CUP habían registrado este viernes una propuesta de resolución para instar al Govern catalán a proclamar la República catalana independiente.

Fotos