Leonoticias

Liberada una mujer embarazada obligada por un clan familiar a mendigar y prostituirse en Sevilla

  • La víctima, que se encontraba bajo vigilancia continua, fue captada en Rumanía mediante el método conocido como 'Lover Boy'

  • La investigación se inició tras la denuncia de la víctima en una comisaría tras escapar de sus captores al aprovechar un descuido de estos

La Policía Nacional ha desarticulado un clan familiar que había captado a una mujer en Rumanía para obligarla a ejercer la mendicidad y la prostitución en nuestro país mediante coacciones y amenazas. Esta joven, de 28 años de edad, fue engañada por uno de los integrantes de esta familia, quien mediante falsas promesas de amor y laborales consiguió trasladarla a España, donde fue sometida a condiciones de acuartelamiento y vigilancia continua. La víctima, embarazada de su proxeneta, denunció su situación a la Policía tras escapar de sus captores aprovechando un descuido de estos.

La investigación se inició a raíz de la propia denuncia interpuesta por la víctima en una comisaría de Policía Nacional después de escapar de sus captores al aprovechar un descuido de estos -quienes la vigilaban constantemente-, mientras se encontraba mendigando por algunas calles de la ciudad de Sevilla.

Esta mujer relató a los agentes que estaba retenida por una familia en una vivienda ocupada de la capital y que era obligada a ejercer la mendicidad para obtener dinero que debía entregar a la familia en su totalidad a cambio de comida, agua y un techo bajo el que dormir.

Asimismo, si la víctima no conseguía el dinero que la familia le exigía mendigando por las calles, los miembros de este clan le obligaban a ejercer la prostitución, para lo cual se encargaban de concertar citas con clientes y realizar los cobros por la prestación de este tipo de servicios.

Por otro lado, la víctima manifestó que no pudo denunciar antes porque se encontraba en continua vigilancia por parte de dos mujeres de la familia –la hermana y la pareja del líder del clan–, quienes controlaban sus movimientos mientras estaba en la calle; y que la mantenían encerrada en la casa donde vivían para evitar que escapara.

El método del enamoramiento

Tras el testimonio de la víctima, los agentes iniciaron una investigación para conocer la veracidad de los hechos y localizar, identificar y detener a los miembros de este clan familiar que tenían retenida a la joven y a la que habían sometido a malos tratos para obligarla a ejercer la mendicidad y la prostitución en Sevilla.

Durante la investigación, se tuvo conocimiento de que este clan familiar había empleado una modalidad delictiva propia de la trata de seres humanos conocida como Lover Boy o método del enamoramiento. D este modo, el líder y único varón de este grupo criminal consiguió seducir a la víctima, a quien convenció para que abandonara su hogar y su familia con promesas de una vida mejor, con un buen trabajo como limpiadora en España y una futura relación marital con él.

Tras conocer todos los detalles y una identificados y localizados los miembros de esta familia, los agentes pusieron en marcha un dispositivo policial para proceder a la detención de todos ellos –un hombre de 34 años, y dos mujeres de 36 y 24 años- que tuvo lugar en la calle donde se encontraba la casa donde vivían y que se había convertido en un búnker para evitar que la víctima escapara o pidiera ayuda.

Los detenidos –de los cuales únicamente el hombre tenía antecedentes policiales previos por delitos de distinta naturaleza – ya fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial por su participación en un delito de trata de seres humanos con fines de mendicidad y prostitución. Por su parte, la víctima que además estaba embarazada - hecho que no la eximía de tener que ejercer la prostitución y a la que amenazaban constantemente con quitarle el niño si se negaba – ya fue atendida por los Servicios Sociales.