Leonoticias

El Congreso rechaza tramitar la opción de que voten jóvenes de 16 y 17 años

Vista general del Congreso de los Diputados.
Vista general del Congreso de los Diputados. / J.J. Guillén (Efe)
  • Ha contado con 168 votos a favor, provenientes de PSOE, Unidos Podemos, PDECat y del grupo proponente, ERC, y el rechazo de los 173 votos de PP, Ciudadanos y PNV

El Congreso ha rechazado hoy en una votación ajustada la toma en consideración de una propuesta de ERC para ampliar el derecho al sufragio a los ciudadanos de 16 y 17 años.

La admisión a trámite de la proposición de ley ha contado con 168 votos a favor (uno emitido de modo telemático), provenientes de PSOE, Unidos Podemos (incluidos los valencianos de Compromís) PDECat y del grupo proponente, ERC. En contra, 173 votos de PP, Ciudadanos y PNV.

La toma en consideración de esta misma proposición de ley se celebró en el Congreso en abril, en la breve legislatura pasada, y entonces salió adelante gracias a que el PSOE "decantó la balanza" y dio su visto bueno, tal y como ha recordado el diputado de ERC que la ha defendido ante el pleno, Gabriel Rufián.

Aquella tarde, por tanto, quedó reflejado que en el Congreso de la legislatura anterior, como en el de ahora, habita "una mayoría de cambio y alternativa", y fue posible porque el grupo socialista actuó "rememorando lo mejor de su historia".

Según ha declarado Rufián, ahora también resulta necesario que el PSOE vuelva a "hacer de PSOE" y dé su voto a favor de una propuesta para que voten las personas de 16 y 17 años. Se trata de "ampliar la democracia", y en un objetivo así no caben "siglas" ni partidismo.

Y el grupo socialista, como en abril, ha votado a favor porque está "comprometido desde hace tiempo" con la ampliación del sufragio activo a los 16 años; una medida "coherente", "justa" y "posible", ha asegurado Gregorio Cámara.

No obstante, ha incidido en que la "pertinencia" de la medida y la "coherencia democrática" es lo que sustenta su voto a favor, no las "melifluas" y "tramposas" consideraciones de Rufián.

También a favor de la tramitación se ha expresado el grupo de Unidos Podemos, cuya dirigente y diputada Carolina Bescansa, ha centrado sus críticas en la ingeniería del sistema electoral hecho por PP y PSOE para alternarse en el poder.

Según ha indicado, el modelo electoral "no sirve con lealtad a la soberanía", sino que la manipula, porque con los porcentajes de voto actuales a los populares le sobran 21 escaños y a los socialistas, ocho. Son "trampas" con las que quiere acabar Podemos, ha cerrado Bescansa.

El cambio en la correlación de fuerzas desde que se debatió la propuesta en abril ha desembocado en que ahora ésta se rechace.

Beatriz Escudero, diputada del PP, ha censurado la intencionalidad de la medida, pues aprecia un interés en "ganar elecciones" sin reparar en que el caladero de la abstención se encuentra precisamente en el sector más joven. Por ello, ha pedido que no se oculten con "engaños" otros objetivos.

De paso, ha reprobado "cada intervención" de Rufián, pues son ya ofensas a los diputados del PP, sino a "todos los españoles".

También en contra de la medida, Ciudadanos, a través de José Ignacio Prendes, ha tildado la propuesta de "irresponsable", toda vez que "no está demostrado" que rebajar la mayoría de edad propicie una mayor participación en la política ni que la acción de los gobiernos sean especialmente atentas con la política juvenil.

El partido de Albert Rivera, con todo, ha abogado por un cambio de la Ley Electoral desde un enfoque más amplio.

Entre los grupos en contra, también el PNV, que considera que con ella se pretende empezar la casa "por el tejado", cuando la reforma electoral requiere un alto grado de consenso y un debate profundo.