Leonoticias

La Fiscalía pide 20 años de cárcel para el inmigrante que mató a un policía arrojándole a las vías del tren

Ali Raba Yode.
Ali Raba Yode. / Archivo
  • El Ministerio Público niega que fuera un forcejeo y acusa al costamarfileño de asesinato con alevosía

Relojes con estilo para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡¡Todos a 49€!!

Hasta 70%

Moda urbana para hombre

Hasta 80%

Moda clásica para hombre, mujer e infantil

Hasta 90%

Chaquetas y abrigos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

¡Todas las botas a 21.00€! ¡No te lo pierdas!

Hasta 70%

Calzado de original diseño para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Muebles con estilo para tu hogar

Hasta 70%

Renueva tu comedor con muebles de diseño

Hasta 70%

Calidad y diseño en ropa de hogar

Hasta 70%

Moda casual para hombre y niño

Hasta 70%

Diseño y calidad al mejor precio

Hasta 80%

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Decora las ventanas de tu hogar con originales estores

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Textil hogar de diseño y calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Marcas deportivas en relojes de pulsera

Hasta 70%

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Chaquetas de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calidad y diseño en tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda y complementos para hombre

Hasta 70%

La Fiscalía Provincial de Madrid pide 20 años de prisión para Ali Raba Yode, el costamarfileño que el 2 de enero de 2015 que provocó la muerte de un policía nacional, Francisco Javier Ortega, al arrojarle a las vías del tren en la estación de Cercanías de Embajadores de Madrid.

El representante del Ministerio Público rechaza que la muerte fuera accidental y fruto de un forcejeo y acusa al inmigrante de un delito de asesinato con alevosía. Además, solicita que una vez haya cumplido la condena el presunto asesino, que se encontraba de forma ilegal en España, sea expulsado del territorio nacional con la prohibición de entrar durante diez años.

La muerte de Ortega se produjo cuando éste, destinado a la Comisaría General de Seguridad Ciudadana, forcejeó con Raba tras darle el alto el agente para su identificación. Fue entonces cuando ambos cayeron a las vías, siendo arrollados por el convoy, que provocó la muerte al funcionario y heridas muy graves al inmigrante.

Raya, de 29 años, cuenta con numerosas detenciones, varias de ellas por presuntos delitos de amenazas y robos con violencia, y había sido detenido nueve veces.