Leonoticias

El PP coloca a Fernández Díaz al frente de la Comisión de Peticiones

vídeo

Jorge Fernández Díaz. / Ballesteros (Efe)

  • Los socialistas han impedido esta mañana el nombramiento del exministro como presidente de la Comisión de Exteriores, primero, y de la Comisión del Tribunal de Cuentas, después

El grupo parlamentario popular ha remitido hoy un escrito a la Mesa del Congreso en el que propone al exministro Jorge Fernández Díaz para presidir la Comisión de Peticiones de la Cámara, ya constituida, por lo que no requiere votación.

Según ha informado el PP a través de su cuenta en Twitter, se trata de sustituir a la presidenta de la Comisión de Peticiones, la diputada Pilar Rojo Noguera, que causa baja, por Jorge Fernández.

Apela el PP al artículo 40, en relación con el 48 y el 49,1 del reglamento de la Cámara, para comunicar estos cambios en la Comisión de Peticiones, que fue de las primeras en constituirse, por lo que ya no es necesario votar la presidencia.

De este modo, el ajuste en la presidencia o en cualquier otro puesto no requiere votación. Además, el reglamento señala que la citada comisión estará presidida por un diputado del grupo mayoritario.

Fernández Díaz ha sido el protagonista de la primera gran batalla de la legislatura entre PSOE y PP. Esta mañana los populares han intentado en hasta dos ocasiones colocar al exministro al frente de una comisión del Congreso.

Todo estaba previsto para situar al ex ministro del Interior al frente de la Comisión de Exteriores una vez que el portavoz del PSOE, Antonio Hernando, anunció ayer la abstención del PSOE, que unida a la de Ciudadanos y el voto a favor del PP hubiera resultado suficiente para la designación. El voto en blanco socialista se iba a producir a pesar de que Podemos les ofreció la posibilidad de apoyar a un diputado del PSOE para presidir esta comisión. Los socialistas, sin embargo, rechazaron en un primer momento la oferta en virtud del cumplimiento del pacto por el que al inicio de la legislatura los grupos parlamentarios se repartieron los puestos en las diferentes comisiones del Congreso. La de Exteriores, en concreto, le corresponde al PP.

La sorpresa ha saltado esta mañana con el cambio de posición del PSOE. Según han explicado hoy fuentes socialistas, se dio marcha atrás a la decisión de abstenerse y se redobló al máximo en las últimas horas la presión sobre el PP para que no presentara a Fernández Díaz. Tanto desde la gestora como desde el grupo parlamentario insistieron ante el Gobierno y el PP en la necesidad de que presentarán otro candidato que fuera idóneo. Esta mañana, incluso, el PSOE ha trasladado al Gobierno y al PP que estaba dispuesto a presentar un candidato alternativo para presidir la comisión con el compromiso de que si hubiera salido elegido, hubiera dimitido en el momento en el que el PP hubiera presentado otro candidato para mantener el acuerdo, y que el PP pueda presidir la Comisión de Exteriores.

Ante la imposibilidad de sacar adelante el nombramiento, el PP ha solicitado un aplazamiento de la elección del presidente a la espera, ha justificado, de que el PSOE reflexione. La sorpresa ha sido cuando apenas una hora después los populares han presentado a Fernández Díaz también como candidato a presidir la Comisión del Tribunal de Cuentas. Y aquí la respuesta socialista ha sido idéntica: de seguir adelante el PP presentaría un candidato propio que saldría adelante con el apoyo de Podemos y el resto de fuerzas nacionalistas y de izquierda.