Leonoticias

Iceta reclama el Congreso del PSOE cuanto antes: «Las gestoras son para tiempos breves»

vídeo

Miquel Iceta. / Alberto Estévez (Efe) | Vídeo: Ep

  • Defiende seguir de la mano de Ferraz: "Son hermanos de los que no nos queremos separar ni un sólo milímetro"

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, ha reclamado que el PSOE celebre cuanto antes su congreso para poder elegir a un secretario general y una ejecutiva: "Las gestoras son para tiempos breves".

En su intervención en el XIII Congreso del PSC, que se celebra desde este viernes hasta el domingo en el Palau de Congressos de Barcelona, Iceta ha recordado que los socialistas catalanes también tuvieron que nombrar una Comisión Gestora cuando en junio de 2014 dimitió el entonces primer secretario, Pere Navarro.

"Hicimos el congreso en tres semanas. Fue un periodo excepcional porque las gestoras son para tiempos breves", ha sentenciado Iceta ante la posibilidad de que la dirección gestora del PSOE dilate la celebración del próximo congreso.

La Gestora no ha enviado a ningún representante de la dirección al congreso de los socialistas catalanes, algo que no había ocurrido nunca y que se produce después de que el PSC rompiera la disciplina de voto y dijera 'no' a la investidura de Mariano Rajoy.

Tras esta discrepancia, algunos barones socialistas han reclamado la expulsión del PSC del grupo parlamentario y la ruptura del protocolo de unidad que hermana a los dos partidos desde 1978, pero Iceta ha pedido que comprendan que los socialistas catalanes actuaron en coherencia con sus principios y con los anhelos de los militantes.

Pese a la discrepancia ante la investidura de Rajoy, Iceta ha asegurado que el PSC quiere seguir trabajando con el PSOE: "Son nuestros hermanos, de los que no nos queremos separar ni un sólo milímetro".

Ha dicho que confía en que el PSC y el PSOE sabrán superar las discrepancias para seguir construyendo juntos un proyecto compartido desde la "fraternidad".

Asimismo, Iceta ha pedido "prudencia" a los delegados del congreso a la hora de abordar las aportaciones de los militantes que piden replantear la relación con el PSOE para tener más visibilidad, un debate que se producirá este sábado.

Apelación al diálogo

Iceta ha admitido que los socialistas catalanes se sienten "rehenes" del inmovilismo del gobierno del PP y de la unilateralidad que promueve el Govern: "No hablan entre ellos y nosotros tenemos una solución mucho mejor que pasa por desbloquear el diálogo".

Ha dicho que el PSC no se va a dejar "vencer por la tentación de la simplificación demagógica, el populismo y los trucos de magia que están condenados a fracaso" y seguirá defendiendo, por muy compleja que sea, la solución federal.

Precisamente, esta solución federal provocó una escisión en el partido hace dos años y un reordenamiento del discurso --se pasó de la defensa del 'derecho a decidir' a la apuesta por la reforma federal de la Constitución-- y ha reivindicado que, tras esta etapa, ha logrado estabilizar el PSC.

"Hemos tenido que cerrar heridas" y afrontar cuatro comicios en los que se han perdido votos, escaños y alcaldías, pero que han servido para cerrar filas y cohesionar el partido, ha añadido.

Y ha dicho que su mandato ha servido para demostrar que "hay PSC para rato", dispuesto a dialogar siempre con los demás y alejarse de la demagogia, siendo consciente de sus retos.

Entre estos retos, ha citado las dificultades de implantación en el interior de Cataluña, la "desconexión" con los jóvenes y la pérdida de votos entre la clase media urbana que ve amenazada su bienestar.

Causas judiciales

Iceta ha asegurado que el encaje de Cataluña en España "no tiene una solución judicial y no se puede perseguir a nadie por sus ideas ni por las banderas que cuelga", ha dicho en alusión velada a la alcaldesa de Berga, Montse Venturós (CUP), detenida este viernes por no haber respondido a los requerimientos del juez por no haber retirado la 'estelada' del Ayuntamiento en periodo electoral.

Ahora bien, ha avisado de que "no hay nadie que esté por encima de la ley", y ha asegurado que las normativas deben cambiarse democráticamente lejos de la unilateralidad.