Leonoticias

Piden seis años de cárcel para un médico por abusos sexuales a una paciente

  • La víctima, que acudió al doctor por una cistitis, sufrió tocamientos injustificados

Relojes de pulsera de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Completa tus looks con complementos urbanos a precios increíbles

Hasta 90%

Homewear para hombre y mujer

Hasta 70%

Marca española en moda pre-mamá

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Diversión para todas las edades!

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección moda técnica para hombre y mujer

Hasta 80%

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

La Fiscalía solicita seis años de cárcel para U.G.C., un médico acusado de abusar sexualmente de una paciente que acudió a su consulta en Madrid por una cistitis y que sufrió tocamientos del doctor que él justificó realizar para que la víctima pudiera tener relaciones sexuales sin dolor a causa de la infección.

Será el miércoles 2 de noviembre cuando la Sección 16 de la Audiencia Provincial de Madrid acoja el juicio a este médico acusado de un delito de abuso sexual.

Los hechos ocurrieron el 26 de agosto de 2014 en el centro de salud Legazpi (Madrid), donde trabajaba el acusado y al que acudió la víctima, de 25 años, por un problema de bazo o cistitis, como recoge el Ministerio Público en su informe de acusación provisional.

Durante la visita, el procesado, después de indicar a la paciente que se bajara la falda y la ropa interior y se colocara en la camilla, le extrajo los pechos del sujetador y le introdujo dos dedos de la mano sin guantes por la vagina para, acto seguido, hacerlo con un tubo blanco de 20 centímetros.

Hizo lo mismo en el ano de la paciente mientras le decía "relaja el ano como cuando tienes relaciones sexuales" y, posteriormente, volvió a introducirle los dedos en la vagina y le frotó el clítoris buscando "relajar la vagina".

Lo hacía, según él mismo le manifestó a la paciente al finalizar la "exploración" descrita, "para conseguir separar su vagina del recto a fin de que pudiera tener relaciones sexuales sin dolor por la cistitis".

Según el relato del fiscal, el acusado estuvo realizando estas actuaciones a la paciente durante veinte minutos y, una vez finalizó, le indicó que se vistiera y se sentara en una silla dando por concluida la visita. Como consecuencia de los hechos descritos, la joven sufre trastorno de estrés postraumático crónico, así como un cuadro de depresión con sentimiento de tristeza, culpa, autocrítica y decepción consigo misma.