Leonoticias

Un juzgado de Albacete dicta una orden de alejamiento contra un paciente hacia su médica

  • La facultativa lo denunció por amenazas a ella y a su familia

Un juez de Albacete ha dictado una orden de alejamiento en la que impide a un paciente de Hellín (Albacete) acercarse a su médica de atención primaria. La resolución judicial es consecuencia de la denuncia por amenazas que la facultativa presentó contra el paciente. Según la sentencia, el hombre no podrá acercarse a su médica después de que profiriera graves amenazas tanto a ella como a su familia.

De hecho, la mujer, que se encuentra en situación de baja laboral, está recibiendo tratamiento médico. Un suceso que no es nuevo en el centro de salud de Hellín donde estaba trabajando, según José María Samaniego, vicepresidente del Colegio de Médicos de Albacete y vocal del Sindicato Médico. “Otros dos profesionales sanitarios del mismo centro de salud, una matrona y una enfermera, también han sufrido amenazas y una de ellos ha tenido que dejar su trabajo”, añade Samaniego, para quien “un juez no toma esa medida si no hay un hecho muy constatado”.

“Hay que atajar estos casos porque la médica ha visto peligrar su vida y la de su familia y ha vivido una situación muy incómoda”, afirma el vicepresidente del Colegio de Médicos de Albacete, que atribuye este tipo de violencia a los recortes presupuestarios que ha sufrido la sanidad pública en los últimos años. “Falta personal, aumentan la demanda de los usuarios y las listas de espera y esto crea frustración al paciente, que entiende que el médico representa a la administración cuando, en realidad, acata órdenes de arriba y sólo quiere lo mejor para sus pacientes”, se lamenta.

Como solución a este problema propone que se incremente la presencia de la Guardia Civil en los alrededores del centro de salud “porque sólo hay un guardia de seguridad y las cámaras de grabación no pueden colocarse en las consultas ya que violarían la intimidad del paciente”.