Leonoticias

Margallo replica a Picardo que pondrá la bandera española en Gibraltar «antes de lo que cree»

José Manuel García-Margallo.
José Manuel García-Margallo. / Jason Szenes (Efe)
  • El titular de Exteriores vaticina que la enseña podrá colocarse en un plazo de cuatro años gracias al Brexit

El Gobierno no ha tardado en contestar al ministro principal de Gibraltar y su 'no es no' a compartir la soberanía del Peñón una vez que se notifique la salida de Reino Unido de la Unión Europea. El ministro de Exteriores en funciones, José Manuel García-Margallo, ha replicado a Fabían Picardo que "pondrá la bandera" española sobre el territorio británico "antes de lo que se cree".

El martes, Margallo planteó ante la ONU una propuesta de cosoberanía que también fue defendida por el embajador de España ante Naciones Unidas, Román Oyarzun y que obtuvo la rotunda negativa de las autoridades gibraltareñas. Valiéndose de la famosa frase de Pedro Sánchez a Mariano Rajoy, Picado espetó al ministro español "Qué parte de este 'no' no entiende José Manuel García Margallo?", asegurando que "jamás pondrá la mano en el Peñón".

"La mano no, pondré la bandera y mucho antes de lo que Picardo cree", ha defendido el jefe de la diplomacia española en declaraciones a 'La noche en 24 Horas' de RTVE, en las que ha subrayado que "está en el guión" que el primer ministro gibraltareño diga esto.

Margallo ha vaticinado que esa "bandera" podrá colocarse en un plazo de cuatro años y ha enfatizado que a partir de marzo de 2017, cuando se notifique oficialmente la salida de Reino Unido de la UE y se abra el plazo de dos años para negociar las condiciones, todo "se precipitará y entenderán que cuanto antes se solucione, mejor". "Empezarán a ver que tenemos que buscar una fórmula", ha apostillado.

Beneficios de la cosoberanía

La tensión entre Madrid y Gibraltar ha escalado este año después de que el Brexit volviese a poner encima de la mesa la soberanía del Peñón. Un conflicto, que dura ya más de 300 años, y que se resiste a ver apagados sus rescoldos.

La oferta de España permitiría a Gibraltar no solo seguir beneficiándose como hasta ahora de su acceso al mercado interior europeo, sino que plantea el desmantelamiento de la Verja que lo separa de La Línea de la Concepción y la potenciación de su puerto y aeropuerto. Asimismo, los gibraltareños podrían mantener la nacionalidad británica y acceder a la vez a la española, si así lo quisieran. También conservarían sus instituciones de autogobierno en un marco de amplia autonomía, mientras que España y Reino Unido asumirían conjuntamente las competencias en materia de defensa, relaciones exteriores, control de las fronteras exteriores, inmigración y asilo.