Leonoticias

La Audiencia de Barcelona propone el inicio del juicio del 'caso Palau' para enero de 2017

Palau de la Música de Barcelona.
Palau de la Música de Barcelona. / Archivo
  • El proceso judicial juzgará además a CDC como responsable civil a título lucrativo en la causa

Siete años después, el 'caso Palau' empieza a ver la luz al final del túnel. La Audiencia Provincial de Barcelona ha emitido esta mañana un auto, en el que cita a las partes para el próximo 3 de octubre para "configurar la agenda del juicio". El tribunal propone que se desarrolle entre enero y abril del año que viene.

El 'caso Palau' ha sido investigado por el juzgado de instrucción 30 de Barcelona. Se inició en 2009 y ha finalizado este 2016. La Audiencia Provincial de Barcelona, en su sección décima, ha designado ponente el magistrado Julio Hernández Pascual. La causa se compone de 65 cajas con 102 volúmenes. Son un total de 60.784 folios además de la documentación de las piezas separadas. El caso tiene 38 partes procesales: 16 acusados, dos acusaciones públicas, cuatro acusaciones particulares y / o populares, cinco responsables civiles a título lucrativo y 11 entidades jurídicas como responsables civiles subsidiarias.

El también conocido como 'caso Millet' estalló en el año 2009, cuando los Mossos d'Esquadra irrumpieron en las oficinas del Palau de la Música, uno de los iconos de la cultura catalana. Félix Millet, expresidente de la entidad, y Jordi Montull, su mano derecha, son los dos principales encausados y la Fiscalía pide 27 años de prisión para cada uno. Confesaron haber perpetrado un desfalco de unos 3,3 millones al Palau, pero se sospecha que el agujero puede llegar a los 35 millones.

El proceso judicial juzgará además a CDC, como responsable civil a título lucrativo en la causa. Está procesado, entre otros, el extesorero de CDC, Daniel Osácar, para quien la Fiscalía pide siete años y medio de prisión. El juez, según el auto que cerró la instrucción, cree que la formación nacionalista se financió de manera ilegal a través del Palau entre 1999 y 2009. La instrucción judicial acreditó que el partido soberanista ingresó 6,6 millones procedentes de la empresa Ferrovial, a cambio de la adjudicación de obra pública. Esas aportaciones millonarias de la constructora se camuflaban como donaciones al Palau de la Música y de ahí acababan en las cuentas del partido. Por el caso Palau, la antigua Convergència tiene 15 sedes embargadas.