Leonoticias

El 'pequeño Nicolás' llegó a deber 830.000 euros antes de su detención

Francisco Nicolás, durante la recepción con motivo de la proclamación de Felipe VI.
Francisco Nicolás, durante la recepción con motivo de la proclamación de Felipe VI. / Luis Tejido (Efe)
  • Contrajo préstamos con empresarios y amigos para mantener su "altísimo" nivel de vida y su imagen de "alto cargo gubernamental", según la Policía

  • Recibió multitud de mensajes de sus acreedores, diciéndole que vivía del "engaño y la estafa" y que "no tenía palabra"

La detención de Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el 'pequeño Nicolás', en octubre de 2014, casi fue lo mejor que le pudo pasar para no temer directamente por su integridad debido a la progresiva deuda que fue contrayendo con familiares, amigos y empresarios desde al menos un año antes, con el consiguiente enfado que ello provocó entre sus "prestamistas".

Un informe de la comisión judicial responsable de la investigación, que se sigue en el Juzgado de Instrucción número dos de Madrid, revela que a mediados de agosto de 2014, dos meses antes de que fuera arrestado, la deuda total acumulada por el joven veinteañero alcanzó los 830.000 euros, según los registros de los mensajes y anotaciones extraídos de los teléfonos móviles incautados en su domicilio de la calle Maudes de Madrid.

El documento policial, al que ha tenido acceso este periódico, asegura que los detalles de las cuentas del 'pequeño Nicolás' estaban anotados en la aplicación 'Notas' de su teléfono y en tablas hechas a mano con cantidades de dinero junto a nombres de personas. El último dato registrado fue el 2 de octubre de 2014, pocos días antes de que agentes de la unidad de Asuntos Internos le detuvieran, y reflejaba "una deuda parcial a pagar a corto plazo" de 510.000 euros.

Los investigadores concluyen que este volumen de dinero salía de préstamos monetarios que pedía el supuesto estafador "para hacer frente a todos los gastos de su altísimo nivel de vida (coches de alquiler, escolta, secretario, comidas, viajes...) y su imagen de alto cargo gubernamental". Ello, pese a que solo ha cotizado 28 días, según los datos de la Agencia Tributaria y la Seguridad Social. Entre sus benefactores de cantidades que iban de 2.000 a 30.000 euros estaban, entre otros, sus padres, una empresaria de Civilia, el exvicepresidente de la CEOE Arturo Fernández, Antonio Puyol o Catalina Hoffmann, la persona que le metió en el besamanos de la proclamación de Felipe VI el 19 de julio de 2014.

Según la comisión judicial, "dichas deudas supuestamente serían canceladas por la intermediación o facilitación de información por parte de Francisco Nicolás, creando documentos con membretes de instituciones públicas, dando la apariencia de oficiales, mezclando información que podía obtener de sus fuentes oficiales (funcionarios, cargos públicos, etc.) y privadas, con la extraída en internet o completamente inventado, con presunto interés de conseguir dinero para pagar las deudas".

El informe Núñez y la casa de "orgías"

Este fue el caso del informe que preparó para mediar en el indulto al expresidente del Fútbol Club Barcelona José Luis Núñez y a su hijo, condenados a prisión por fraude fiscal. Uh documento "que estaba firmado presuntamente por el Rey Felipe VI y dos personas más", pero que no era más que un (presunto falso) trabajo con el que pretendía obtener una buena suma dinero para salvar su progresiva deuda. Aunque al final no fue así.

Así se lo hizo saber a unos de sus enojados acreedores, Ángel M., arrendador del chalet de lujo de Madrid que el 'pequeño Nicolás' alquiló por 70.000 euros al año para consumar sus negocios. Éste, cansado de sus largas, le manda varios mensajes al joven en julio de 2014 para cobrar las mensualidades pendientes.

"Da al botón y hazme la transferencia que me deje vivir", le dijo en uno. Pero el pago no llega y el 'casero' se cansa. El 2 de octubre siguiente le espeta: "No tengo tu correo ni los euros desde el 15 de julio. No tienes ni puta idea. Págame tu casita donde organizabas saraos y orgías".

Una vivienda que es, por cierto, propiedad del príncipe Kyril de Bulgaria, según señala el informe de los investigadores policiales.

"Devuélveme los putos 15.000 euros"

Otra prestamista cabreado es Antonio Puyol, que le escribió al móvil: "Ya me dirás cuando tienes los K. porque yo me voy de vacaciones la semana que viene y lo tenemos que dejar zanjado. Ya veo que nos va a respetar tu palabra. No es lo que quedamos cuando nos conocimos. No entiendo por qué haces esto. Yo te he defendido siempre ante tus colegas del PP y me estás dejando sin argumentos. ¿Sabe Jaime que utilizas su nombre para sacar dinero?", se pregunta en referencia al secretario de Estado de Comercio en funciones, Jaime García-Legaz.

Más enfadado con el 'pequeño Nicolás' se mostró el marido de la empresaria Esther G. S., que le dice por whatsapp el 4 de febrero de 2014: "Una vez más nos has mentido, lo cual pone claramente de manifiesto que vives del engaño y la estafa. No me dejas más opción que comunicar a tus padres, a la universidad y al partido de las practicas que tienes. Devuélveme los putos 15.000 euros que te ha prestado mi mujer".

En otro mensaje de mayo de 2014 aparece nada menos que el presidente de Teka Industrial Arturo Baldasano. Este abogado de 71 años y excandidato a la presidencia del Real Madrid intercede por su amigo Arturo Fernández ante el joven acusado de estafa, falsedad documental y usurpación de funciones en una causa principal que tiene otros diez imputados.

"Hola Fran, ayer me contó Arturo la segunda que le haces y la frustración que supone. No puedo entender que te lleva a mentir de esta manera, ni si eres consciente de los riesgos incluso legales que estás asumiendo. Qué necesidad tienes de engañar y defraudar la confianza de personas que te aprecian. La vida se gana día a día a base de respeto, seriedad y buen hacer. En fin, tu verás donde quieres terminar pero por el camino que vas solo estás consiguiendo desconfianza y recelo y solo tienes 20 años. Eres un buen chico y sería lamentable que te echaras definitivamente a perder. Tú verás". Un mensaje que ya auguraba lo que vino luego.