Leonoticias

Queman fotos del Rey y páginas de la Constitución en la manifestación anticapitalista

Foto de Felipe VI quemada.
Foto de Felipe VI quemada. / Endavant
  • El acto ha estado organizado este año por la CUP y otras organizaciones relacionadas con este partido, como Alerta, Arran y Endavant

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

Varias decenas de personas que han asistido este domingo a la manifestación anticapitalista de la Diada que ha recorrido las calles de Barcelona han quemado imágenes del Rey Felipe VI y páginas de la Constitución y han cargado contra la Carta Magna, que ven opresora de sus derechos y libertades.

Ha sido en el tradicional acto político que organiza la izquierda anticapitalista con motivo de la Diada por las calles de la capital catalana, y que este año han organizado la CUP y otras organizaciones relacionadas con este partido, como Alerta, Arran y Endavant.

La imágenes del Rey estaban impresas en hojas de papel que, en el reverso, contenían una página de la Constitución, y han sido quemadas con las antorchas que llevaban algunos de los manifestantes.

Durante la marcha, que ha cubierto el trayecto entre la plaza Urquinaona y la explanada del Born, se han gritado consignas como 'Quien siembre la miseria recoge la rabia', 'Abramos fronteras', 'Fuera fascistas de nuestros barrios' e 'I-inde-independencia', entre otros cánticos.

Con el lema 'En los Països Catalans desobedecemos por la independencia', los organizadores han cifrado en 5.000 los asistentes a la marcha, que ha finalizado con parlamentos de varios oradores; entre ellos, la diputada de la CUP Anna Gabriel y la concejal Laia Estrada.

Anna Gabriel y Laia Estrada

Durante la marcha también se ha quemado una bandera española, otra europea y otra francesa, algo que Gabriel ha defendido que debe poder hacerse en un Estado democrático: "Hay gente que necesita expresar cuál es su estado de ánimo y en un país que se dice democrático estas expresiones también deben tener cabida".

Durante el acto, Estrada ha reclamado al Govern un "gesto de ruptura" a favor de la independencia antes del verano de 2017, y también ha defendido que su partido se negara a hacer presidente a Artur Mas y rechazara aprobar el proyecto de Presupuestos 2016 de Carles Puigdemont.

"Orgullo de no haber investido el presidente de los recortes y de no haber aprobado unos presupuestos continuistas", ha dicho Estrada, que ha acusado al PDC de subyugar a su socio de gobierno -en alusión a ERC, que lidera el vicepresidente, Oriol Junqueras-.

Antes de intervenir en el acto, Gabriel ha declarado a los periodistas que la izquierdas anticapitalista defiende que la independencia no se logrará solo desde la instituciones, sino que también debe impulsarse desde "la calle".