Leonoticias

La sección tercera de la Audiencia Nacional juzgará a Zapata por su tuit

Guillermo Zapata.
Guillermo Zapata. / Andrea Comas (Reuters)
  • La asociación Dignidad y Justicia le pide 1 año y 8 meses de cárcel por un delito de humillación a las víctimas del terrorismo

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Sea cual sea tu estilo hay una chaqueta de piel para ti

Hasta 70%

Renueva tus básicos y luce piernas esta temporada

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Nueva colección de botas, botines y australianas

Hasta 80%

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

Bolsos y complementos de piel

Hasta 80%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Elige el cabecero que más se adapte a la decoración de tu habitación

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

La sección tercera de la Audiencia Nacional será la encargada de juzgar al concejal de Ahora Madrid Guillermo Zapata por el tuit que publicó sobre Irene Villa en 2011, por lo que la asociación Dignidad y Justicia le pide 1 año y 8 meses de cárcel por un delito de humillación a las víctimas del terrorismo. La sección segunda de la Sala de lo Penal abrió juicio contra él hace unas semanas tras revocar el auto del juez Santiago Pedraz archivando por cuarta vez la causa.

El magistrado la archivó después de que la Fiscalía no apreciara delito y, en lugar de presentar su escrito de acusación, pidiera su sobreseimiento. Antes de este archivo, Pedraz dictó el procesamiento de Zapata siguiendo órdenes de la sección segunda y abrió el turno de las acusaciones para presentar sus escritos. La asociación Dignidad y Justicia presentó su acusación, en la que le pide 1 año y 8 meses de cárcel, pero la Fiscalía solicitó el sobreseimiento. Sin embargo, la sección segunda estimó entonces que sí podría haber delito en el tuit del concejal, revocó esta decisión y abrió juicio directamente.

Ante esta decisión, Pedraz elevó la causa a la Sala de lo Penal para fijar órgano enjuiciador y le tocó a la sección tercera, que será la encargada de decidir sobre la pena que pide para Zapata Dignidad y Justicia, han informado fuentes jurídicas. Zapata será así juzgado por un tuit que publicó en 2011 sobre Irene Villa y que decía: "Han tenido que cerrar el cementerio de las niñas de Alcàsser para que no vaya Irene Villa a por repuestos".

Humor negro

Tanto el juez Pedraz como la Fiscalía estiman que este mensaje no es delictivo porque se publicó cuando no era cargo público y la perjudicada -la víctima de ETA Irene Villa- envió una carta al juez en la que aseguraba que el comentario sobre ella no le había causado humillación y que lo consideraba un chiste de humor negro.

Sin embargo, los dos magistrados de la sección segunda que revocaron las decisiones de Pedraz -Concepción Espejel y Enrique López, recusados en Gürtel por afinidad ideológica al PP- creen que esa frase "tiene plena idoneidad para ofender" y "no se puede descartar de forma suficiente como para provocar la decisión de sobreseimiento adoptada por el instructor, y en consecuencia debe ser abierto juicio oral".

Al trascender la existencia de ese y otros tuits, Zapata pidió perdón a las personas que se hubiesen sentido ofendidas y, a causa de esta polémica, renunció a tomar posesión como edil de Cultura y pasó a ser concejal de distrito.