Leonoticias

Los delitos por terrorismo yihadista incoados en la Audiencia superan ya a los de ETA

La fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal.
La fiscal general del Estado, Consuelo Madrigal. / Ángel Díaz (Efe)
  • De las 179 investigaciones de terrorismo yihadista, 21 están relacionadas con la captación y adoctrinamiento de menores

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha subrayado que los delitos por terrorismo han ido aumentado de "forma importante" durante los últimos años, en especial los relacionados con el yihadismo, pues en 2015 las investigaciones de este tipo ha superado "con creces" por primera vez los relativos a la banda terrorista ETA.

Así se recoge en la memoria anual de la Fiscalía General del Estado relativa al año 2015, que ha sido presentada en el acto solemne de la Apertura del Año Judicial. En este informe, el Ministerio Público señala que el 40% de las investigaciones que realiza la Audiencia Nacional se dedica al terrorismo.

Del total de las diligencias previas incoadas en 2015 (808), 331 son de terrorismo, de las cuales 179 son de corte yihadista. Hay que destacar que 21 de ellas estaban relacionadas con menores por integración o enaltecimiento del terrorismo, habiéndose transformado en expedientes 12 de ellas. El 22% del total de las investigaciones que ha realizado la Audiencia Nacional es sobre terrorismo yihadista, lo que convierte a la lucha contra el yihadismo en "uno de los pilares fundamentales" de su trabajo. Esto hace que por primera vez las investigaciones por terrorismo yihadista superen "con creces" a las relacionadas con ETA, ha destacado la Fiscalía en el informe.

Aumento de yihadismo

Según dice el Ministerio Público, el incremento de las investigaciones relacionadas con el terrorismo se debe a que a partir de 2014 se comenzó a investigar las actuaciones del Daesh ya que sus amenazas "están siendo percibidas como más graves y preocupantes". En este sentido, el Ministerio Fiscal afirma que ésta será "la tónica habitual en los próximos años", ya que las organizaciones terroristas tradicionales como ETA o los Grapo "se encuentran inmersas en un irreversible proceso de desaparición".

Durante el 2015, se han producido varias operaciones antiterroristas en las que han resultado detenidos 94 personas -68 de ellas en España y 26 en el extranjero en coordinación con fuerzas policiales de otros países- la mayoría de ellos vinculados a las redes de captación, adoctrinamiento y envío de personas a las filas yihadistas.

Una amenaza importante

En esta memoria, la Fiscalía de la Audiencia Nacional apunta que, tras los atentados de París y Bélgica, el Daesh ha cambiado su estrategia, por lo que no se puede descartar que España esté entre los próximos objetivos ya que ha habido "un aumento significativo del número de menciones" del país en su propaganda. "La amenaza genérica de atentados yihadista en territorio español es ciertamente importante", ha enfatizado la Fiscalía en el documento.

Así, ha indicado que Madrid, Cataluña, Ceuta y Melilla son los principales puntos españoles donde se están llevando a cabo las actividades de captación y envío de yihadistas para su incorporación en el Daesh. Del mismo modo, alerta de que se va incrementando el número de personas afines al grupo terrorista ubicadas en España que pretenden desplazarse a Siria o Irak para incorporarse a éste y con el "riesgo asociado" de la posibilidad de retorno.

Por otro lado, el Ministerio Público ha lamentado que las reformas que se llevaron a cabo para criminalizar los actos de captación, adoctrinamientos, adiestramiento de personas para integrarse en organizaciones terroristas es "insuficiente" ante el actual escenario, en el que Internet y las redes sociales son el principal mecanismo para difundir el mensaje yihadista. Por ello, asegura que es "muy probable" que ante la evolución de este fenómeno haya que hacer reformas legales en un "futuro inmediato" y ha solicitado con "mayor urgencia" el incremento de fiscales especializados y dedicados a la investigación de estos crímenes.

Detenciones a miembros de ETA

En cuanto a la banda terrorista ETA, la Fiscalía recuerda que desde el año 2015 no ha habido ningún acto terrorista. Sin embargo, sí que se han perpetrado 12 acciones de terrorismo callejero -seis en Álava, cuatro en Vizcaya y dos en Navarra- consistente en incendio, explosiones de artefactos y otras acciones contra el orden público.

Del mismo modo, aunque no haya habido atentados terroristas de ETA, se ha seguido deteniendo a personas vinculados con la banda que son reclamados judicialmente. Así, 50 personas han sido detenidas, 30 de ellos en España, 18 en Francia, uno en México y otro en Italia.

En 2015, Francia entregó a España 17 miembros de la banda terrorista: 4 temporalmente para la práctica de diligencias o enjuiciamiento, 3 por el procedimiento de la OEDE y 10 por el mecanismo de la expulsión administrativa.

El Ministerio Fiscal ha resaltado que la actividad de enjuiciamiento en el terrorismo vinculado a ETA no ha "aminorado en absoluto" ya que las cifras de enjuiciamiento son similares a los de otros años. Se han celebrado 52 juicios orales frente a los 33 que se celebraron el año anterior o lo 48 del años 2013. Así pues, se han dictado 53 sentencias contra 111 acusados de los que 63 fueron condenados y 48 fueron absueltos.

Por otro lado, al Fiscalía de la Audiencia Nacional ha incoado 55 diligencias de investigación por delitos de enaltecimiento del terrorismo vinculado con ETA. De todas estas, 43 han sido archivadas, 8 han sido judicializadas mediante denuncia o querella, 3 se encuentran en tramitación y una ha sido acumulada a otras diligencias. Con respecto a las sentencias por este delito, 39 personas han sido juzgadas, de las cuales 20 resultaron condenadas y 19 absueltas.

Independentismo radical

Por último, la memoria destaca que las investigaciones relacionadas contra los Grapo se han reducido a reivindicaciones de apoyo a los presos mediante pintadas o pegadas de carteles. En 2015 sólo se ha reabierto la causa relacionada con la desaparición del empresario Publio Cordón, al igual que sólo se ha formulado un escrito de acusación con una persona por el delito de enaltecimiento del terrorismo, del cuál aún no hay sentencia.

Con respecto al independentismo radical, en la que se enmarca la organización terrorista 'Resistencia Galega' únicamente se ha formulado una acusación contra un individuo vinculado a dicho grupo que, finalmente, fue condenado a una pena de siete años de prisión.