Toyota reducirá un 90 % los alcances traseros

Toyota reducirá un 90 % los alcances traseros

Gracias a tecnologías de seguridad como el Toyota Safety Sense y el sistema de separación inteligente

Toyota va a llevar a cabo diferentes iniciativas para fomentar la adopción de tecnologías de mejora en la seguridad. En base a diversos cálculos independientes, los vehículos equipados con Toyota Safety Sense y el sónar de separación inteligente (ICS) presentan una reducción aproximada de un 90 % de las colisiones traseras en comparación con los que no llevan estos sistemas de seguridad.

El estudio, con el objetivo de reducir aún más los accidentes y expandir las actividades de concienciación en seguridad del fabricante nipón, se ha desarrollado en colaboración con los datos del Instituto de Investigación de Accidentes de Tráfico y Análisis de Datos de Japón. Solo en los vehículos equipados con Toyota Safety Sense presentan una disminución del orden de un 50 % de las impactos traseros. Por su parte, en los vehículos con Toyota Safety Sense de tamaño medio y gama alta y también equipados con ICS presentan esa rebaja del 90 %.

Dos sistemas de seguridad recomendables especialmente para conductores de edad avanzada, con un dispositivo de prevención de errores en el uso de los pedales que se recomienda a todos los conductores. Estos sistemas se ajustan a los consejos del consorcio japonés de seguridad y apoyo al automóvil (Safety Support Car) que incluye al ministerio de Economía, el ministerio de Comercio e Industria y el ministerio de Territorio, Infraestructura, Transporte y Turismo.

Además de fomentar la adopción de tecnologías de mejora de la seguridad, Toyota promueve cada vez más programas para formar en seguridad vial principalmente a conductores y peatones. Estas acciones se llevan a cabo en Japón en colaboración con concesionarios y otras entidades. El objetivo de la marca es potenciar las pruebas de la función de frenado automático del sistema Toyota Safety Sense.

Toyota seguirá impulsando el proyecto City Firefly, un programa de concienciación de seguridad vial lanzado el año pasado para reducir los accidentes nocturnos. Para evitar siniestros con peatones en situaciones con poca luz al atardecer y por la noche, cuando la incidencia de impactos con desenlace fatal es superior, el proyecto fomenta el uso efectivo de las luces largas, para ampliar la visibilidad a una mayor distancia.

Toyota comercializará cada vez más vehículos equipados con Toyota Safety Sense e ICS, que han demostrado una mejora sensible de la seguridad, hasta llegar a cerca del 90% de todos los vehículos comercializados en Japón, incluidos los compactos, para finales del ejercicio 2018.

Contenido Patrocinado

Fotos