Todas las sillas i-Size superan las últimas pruebas europeas

Todas las sillas i-Size superan las últimas pruebas europeas

El RACE publica el segundo informe de este año sobre evaluación de SRI

El RACE acaba de publicar el segundo informe de evaluación de sillas para niños o sistemas de retención infantil (SRI), donde se analiza la seguridad de 17 modelos de diferentes grupos y normativas, incluidas cinco con homologación i-Size. La primera conclusión es que el 88 % de las sillas analizadas supera la prueba con calificaciones de satisfactorio o aceptable.

En el examen de los productos, realizado por expertos independientes y consumidores, se ha evaluado la seguridad a través de impactos frontales y laterales, el uso y manejo de la silla, la ergonomía y el confort del niño y la presencia de sustancias tóxicas. Con esas pruebas, se calcula una nota final en la que el resultado de los tests de impacto es la que mayor peso tiene.

De las 17 sillas analizadas, 12 han obtenido el resultado final de satisfactorio y otros tres modelos han conseguido la nota de aceptable. Todos los sistemas de retención infantil de seguridad han sido adquiridos en tiendas, están homologados y superan los requisitos legales, en algunos casos de manera significativa.

Los consejos del RACE

Ir a la tienda con el coche y con el niño para probar los modelos disponibles antes de la compra.

El asiento debe instalarse de forma estable y ajustada en el vehículo, especialmente en los más antiguos.

Para garantizar una retención óptima, el cinturón debe estar lo más tenso posible y sin dobleces.

Hay que tener especial cuidado con los portabebés. Debe comprobarse si la longitud del cinturón del vehículo es suficiente como para abrochar con seguridad el asiento. Si el recorrido del cinturón es demasiado corto, puede ser necesario montar una base en el coche para fijar la sillita portabebés.

Con el elevador con respaldo puede suceder que el cinturón no se recoja automáticamente cuando el niño se inclina hacia delante. Si este es el caso, se debe probar un asiento para niños diferente, en el que la posición de la guía del cinturón de hombro se ajuste mejor a la geometría del cinturón del coche.

Los modelos de asiento para niños con homologación semiuniversal (por ejemplo, todos los asientos para niños con pie de apoyo) no se puede instalar en todos los coches. Estos productos incluyen una lista de modelos en la que se puede comprobar si son compatibles.

Solo dos modelos de silla han sido catalogados como muy insatisfactorio, al suspender en ambos casos los resultados de los impactos frontales realizados en el laboratorio del ADAC alemán en Landsberg. Se trata de los modelos Jané Grand y Recaro Optia con base Smart Click, cuyos fabricantes fueron alertados de las anomalías detectadas en la seguridad de sus productos. Además, se informó a los usuarios de las diferentes medidas adoptadas, con el fin de solucionar la problemática encontrada.

Por último, el informe apunta a la tendencia de las empresas a fabricar sillas reversibles adaptadas al i-Size, lo que permite llevar a los pequeños en el sentido inverso a la marcha hasta una altura de poco más de un metro (105 centímetros).

Fotos