Leonoticias

Renault Scenic, reinventando el concepto

  • Cuarta generación del Renault Scenic, más atractivo, práctico y tecnológico

La cuarta generación del Renault Scenic conserva las virtudes que le han otorgado el éxito históricamente: modularidad, espacio y ergonomía, al mismo tiempo que renueva el concepto de monovolumen compacto del que fue pionero. Un diseño más elegante, con posibilidad de carrocería en dos tonos de techo (negro o gris), combinados con la carcasa de los retrovisores y del montante del parabrisas, y grandes llantas de 20 pulgadas de diámetro de serie en todos los niveles de equipamiento, son algunos de los valores más destacados en lo que respecta a la nueva estética.

Los enormes neumáticos del Scenic en medida 195/55 R 20 -más propios de coches deportivos de gran potencia y totalmente inéditos en este segmento-, sitúan al monovolumen de la marca francesa en el máximo nivel en materia de agilidad y de frenado, sin comprometer el confort de los pasajeros (debido a sus grandes dimensiones, absorben mejor los baches de la carretera).

Distancias de frenado más cortas

En lo que a distancia de frenado se refiere, el Scenic lanzado sobre suelo seco a 130 km /h, consigue una distancia de frenado entre un 3 % y un 5 % más corta que su homónimo de la tercera generación; sobre suelo mojado a 80 km /h, la distancia de frenado se reduce en un 5 %. Aunque su tamaño sea mayor, los neumáticos de 20 pulgadas no suponen un sobrecoste; de hecho, su precio es igual que el de los neumáticos de 17 pulgadas del Scenic anterior.

La amplia gama de propulsores con los que el nuevo Scenic contará desde su lanzamiento en la primera quincena del mes de noviembre, está compuesta por cuatro motorizaciones turbodiésel y dos gasolina, todos con cambio manual de seis marchas de serie. A principios del año próximo se incorporará una versión híbrida diésel-eléctrica, basada en el modelo dCi 1.5 litros de 110 CV con el nuevo sistema “Hybrid Assist” que permitirá suministrar una mayor aceleración, sobre todo a bajo régimen de giro del motor.

El Scenic dispone, entre otros, de la tecnología Multi-Sense y el sistema multimedia conectado R-LINK 2 con pantalla de 8,7 pulgadas.

Equipamiento tecnológico

El Scenic dispone, entre otros, de la tecnología Multi-Sense y el sistema multimedia conectado R-LINK 2 con pantalla de 8,7 pulgadas.

En los motores clásicos de combustión interna, la gama dispone de los turbodiésel dCi de 95, 110, 130 y 160 caballos de potencia. La caja de cambios automática de “doble embrague” EDC de siete velocidades está reservada para la versión turbodiésel dCi 110, mientras que en la versión con motor turbodiésel de 160 caballos se monta una de seis relaciones. En gasolina, están disponibles los motores TCe 115 y TCe 130 caballos.

Los nuevos Scenic cinco plazas y Gran Scenic siete plazas, que estarán disponibles desde un precio de 19.000 euros, incorporan las últimas novedades tecnológicas en materia de ayudas a la conducción, como por ejemplo el sistema de frenado activo de emergencia con detección de peatones, presente en todos los niveles de equipamiento. Una vez más, el nuevo monovolumen compacto ha obtenido el máximo galardón de 5 estrellas en seguridad por el organismo independiente Euro NCAP.

El Scenic dispone de equipamientos de coches de segmentos superiores, como la tecnología Multi-Sense, el sistema multimedia conectado R-LINK 2 con pantalla de 8,7 pulgadas o la visualización Head-Up Display en color y proyectada en el cristal delantero para que el conductor consulte los principales parámetros del vehículo sin apartar la vista de la carretera. Multi-Sense es una tecnología que permite personalizar la experiencia de conducción al actuar en la respuesta del pedal del acelerador y en la del motor, en el tiempo del cambio de las marchas con una caja de velocidades automática EDC, en la firmeza de la dirección, en el ambiente luminoso del habitáculo, así como en la función de masaje del asiento del conductor cuando está disponible.

El mando del sistema Multisense, situado en la consola flotante, permite acceder a la función en la pantalla R-LINK 2 y disponer así de cinco modos de conducción: “neutro”, “sport”, “confort”, “personalizado” y “eco”. Hay cinco ambientes luminosos asociados: sepia, rojo, azul, violeta y verde.

El nuevo Scenic es cuatro centímetros más largo, 1,3 centímetros más alto y 2 centímetros más ancho que el modelo precedente. La longitud total de la carrocería es ahora de 4,40 metros, mientras que tiene un ancho de 1,86 metros y de alto, 1,65 metros. La distancia entre ejes también ha aumentado 3,2 centímetros (con un total de 2,74 metros), lo que permite mejorar al mismo tiempo las cotas de habitabilidad, el confort y el comportamiento.

El nuevo sistema de “One Touch Folding” permite, en algunos niveles de equipamiento, abatir automáticamente los asientos traseros y obtener un piso plano, ya sea con una simple pulsación en el sistema de pantalla R-LINK 2 o bien desde el mando situado en el maletero. Con un solo gesto, se optimiza así el volumen de carga. Además, los asientos traseros son deslizantes en todas las versiones, de forma independiente (1/3, 2/3). El maletero del nuevo Scenic dispone de un volumen de 506 litros (596 en la versión Grand Scenic de siete plazas), entre los tres más grandes del segmento de su categoría.

La “frenada activa de emergencia” (disponible en un rango de velocidad entre 7 y 60 km/h.) permite analizar el entorno del vehículo y detectar peatones, parados o en movimiento, y estimar su trayectoria, mediante una cámara frontal y un radar, situados en el parabrisas, detrás del retrovisor interior; en caso de que el sistema perciba la presencia próxima de un peatón en la trayectoria del vehículo, alerta visual y acústicamente al conductor en caso de riesgo de atropello y activa automáticamente el sistema de frenado hasta detener por completo el vehículo si el conductor no pisa el pedal del freno.

El nuevo Scenic dispone también del “asistente de conservación del carril de circulación”, activo entre 70 y 160 km/h; este sistema ejerce una acción en la dirección en caso de que se cambie de carril involuntariamente y ayuda, llegado el caso, a mantener el vehículo en el carril. También están presentes la “alerta de detección de fatiga”, el “regulador de velocidad adaptativo” (actúa desde 50 a 160 km/h) o la “frenada activa de emergencia” que funciona también a baja velocidad, ofreciendo así un sistema de frenada activa de emergencia operativo entre 7 y 160 km/h.

Otros dispositivos de ayuda a la conducción son la “alerta en caso de cambio involuntario de carril” con vibración del volante en lugar de alerta sonora, la alarma de presencia de otros vehículos en el ángulo muerto de visión trasera, la “alerta de distancia de seguridad”, y el “avisador de exceso de velocidad” con reconocimiento de señales de tráfico. Completan el conjunto de sistemas de ayuda, la cámara de marcha atrás, el cambio automático de las luces de carretera y de cruce, ayuda al aparcamiento delantera, lateral y trasera y el Easy Park Assist (aparcamiento manos libres).