Kia Stinger, gran turismo de altas prestaciones

El Stinger, el modelo de mayores prestaciones de Kia, se vende desde 37.900 euros con una garantía de siete años o 150.000 kilómetros

MANU CORTÉS

El nuevo Stinger, la potente berlina deportiva de Kia, es el modelo de más altas prestaciones en la historia de la compañía surcoreana y recupera el espíritu de los automóviles “Gran Turismo” clásicos, vehículos potentes y elegantes, con un diseño que llama la atención, un espacio amplio capaz de acomodar a cinco ocupantes y unas reacciones muy ágiles. El nuevo Stinger está disponible con una gama de tres motores: cuatro cilindros de dos litros de cilindrada turboalimentado (255 caballos) y un potente V6 biturbo de 3.3 litros (370 caballos), ambos de gasolina, además del 2.2 litros turbodiésel de 200 caballos de potencia.

El Kia Stinger es un verdadero “Gran Turismo”, un coche para disfrutar de viajes de largo recorrido. No se trata de conseguir una potencia abrumadora, reacciones bruscas y estilo brutal, a costa del lujo, el confort y la elegancia. Una de las claves de su presencia en la carretera son sus proporciones: un capó largo con un corto voladizo delantero (830 mm), una gran batalla (2,90 metros) que da amplitud al habitáculo y un largo voladizo trasero de casi 1,1 metros.

El Stinger mide 4,83 metros de largo y 1,87 m de ancho, por lo que resulta mayor que otras berlinas deportivas, además de ofrecer un habitáculo y un maletero espaciosos. Con un volumen de 406 litros, el maletero puede alojar dos maletas grandes o bolsas de golf, o bien cuatro o cinco bolsas de viaje.

En el habitáculo, hay disponible un gran espacio para las piernas y la posición baja de los asientos proporciona mucho espacio libre hasta el techo. En su posición inferior, el asiento del conductor está sólo 180 mm por encima de la carretera para facilitar una postura de conducción baja y orientada a la conducción deportiva. Para un mayor confort, las versiones GT también ofrecen al conductor soporte lumbar de cuatro movimientos mediante cámaras de aire, situados en el respaldo y en los apoyos laterales.

La forma sinuosa en los flancos del coche destaca y realza la fuerza de su silueta. Otros elementos puramente funcionales del diseño exterior, como las láminas de las tomas de aire frontales, las branquias junto a los pasos de rueda, la superficie inferior lisa y el difusor trasero integrado, contribuyen a su eficiente aerodinámica. El faldón trasero enmarca cuatro salidas de escape ovales y la parrilla destaca por los grupos ópticos delanteros de led.

Acabado GT

Las variantes GT en el tope de gama presentan los mismos elementos de cromo oscuro y el difusor negro brillante, pero con llantas de 19 pulgadas, grupos ópticos de led, dos salidas dobles de escape y discos de freno Brembo con pinzas en color rojo.

Bajo el capó del Kia Stinger hay una gama de tres motores turboalimentados. Con turbocompresor en toda esta gama de propulsores, el Stinger se distingue por la sensación de avance sin esfuerzo propia de un Gran Turismo y pone a disposición de los conductores una alta velocidad de crucero y una aceleración instantánea. Todos ellos ofrecen una gran entrega de par motor en un rango muy amplio de régimen.

Ficha técnica Kia Stinger Turbo / Turbodiésel

Combustible: Gasolina / Gasóleo

Motor: 4 cilindros

Cilindrada: 1.998 cm3 / 2.199 cm3

Potencia: 255 caballos / 200 caballos

Velocidad: 240 km/h. / 230 km/h.

0 a 100: 6 seg. / 7,6 seg.

Consumo: Desde 7,9 litros / Desde 5,6 litros

Largo: 4,83 m.

Ancho: 1,87 m.

Alto: 1,40 m.

Maletero: 406 litros

Precio: Desde 38.900 euros / Desde 37.900 euros

El propulsor que previsiblemente será el de mayor venta es el turbodiésel de 2.2 litros, capaz de generar 200 caballos. Su par máximo, 440 Newton metro, está disponible entre 1.750 y 2.750 vueltas, lo que permite que el coche pueda acelerar de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y alcanzar 230 km/h de velocidad máxima. El motor gasolina de cuatro cilindros turbo y 2.0 litros de cilindrada produce 255 caballos y su par máximo, 353 Nm, se alcanza entre 1.400 y 4,000 vueltas; hace posible que el Stinger acelere de 0 a 100 en solo 6 segundos con una velocidad máxima de 240 km/h.

El motor más potente gasolina de seis cilindros en V con doble turbo de 3.3 litros de cilindrada, rinde una potencia máxima de 370 CV y un enorme par motor de 510 Newton metro. Las versiones GT impulsadas por este motor y con tracción a las cuatro ruedas (con un precio de 54.150 euros), pueden acelerar de 0 a 100 km/h en solo 4,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 270 km/h.

De serie en todas las versiones, el Stinger lleva la segunda generación de una caja de cambios automática de ocho velocidades controlada electrónicamente. Mediante el sistema de control electrónico del vehículo Drive Mode Select se puede elegir cinco programas de funcionamiento del cambio y la respuesta del acelerador (además del nivel de asistencia de la dirección). El conductor puede dejar que la caja cambie por sí misma o seleccionar las marchas manualmente mediante levas en la parte posterior del volante.

El Stinger es la primera berlina de Kia disponible bien con propulsión trasera o bien con tracción total. En las versiones de transmisión posterior, la potencia llega a las ruedas a través de un diferencial autoblocante (opcional). El sistema de tracción total está equipado con un control dinámico de par vectorial que monitoriza las acciones del conductor y las condiciones de la carretera y, automáticamente, aplica potencia de impulso o de frenado a las ruedas apropiadas para mantener la trayectoria, ya sea en seco o en mojado.

Amortiguación controlada electrónicamente

El nuevo Stinger incorpora una amortiguación con control electrónico ECS con un funcionamiento predictivo ante las acciones del conductor. Este sistema también se puede ajustar mediante el Drive Mode Select para que se adapte a las condiciones de la carretera y el estilo de conducción. El ECS se puede utilizar para endurecer o suavizar independientemente los amortiguadores delanteros y traseros, y también puede ayudar al conductor a asegurar la trayectoria prevista entre curvas. Los conductores pueden escoger entre cincos modos de funcionamiento: eco, sport, sport plus, confort y “smart” (inteligente). La suspensión ECS está instalada de serie en las versiones GT.

La nueva berlina deportiva de Kia está equipada de serie con un sistema de gestión de estabilidad del vehículo, que asegura la estabilidad en frenada y en curva si detecta una pérdida de adherencia, actuando sobre el control electrónico de estabilidad ESC. Otros dispositivos de seguridad activa son: aviso de colisión frontal y frenada de emergencia autónoma con detección de peatones, control de crucero avanzado, sistema de asistencia de mantenimiento en el carril, alerta de tráfico cruzado trasero, sistema de monitorización del entorno en velocidad baja, detección de vehículo en el ángulo muerto y asistente dinámico para luces de carretera.

La variante de 330 caballos representa la berlina deportiva más potente de Kia

Como novedad para Kia, el Stinger también se comercializa con el sistema de alerta de la atención del conductor, que previene la distracción y la somnolencia al conducir mediante la monitorización de una serie de parámetros del vehículo y del conductor y, si detecta una caída en la atención del conductor, da una alarma sonora y muestra un aviso en la instrumentación. Destacar también la pantalla Head-Up Display que permite que el conductor vea reflejada en el parabrisas informaciones clave para la conducción, incluida la velocidad, las indicaciones del navegador, los ajustes del audio, el control de crucero y la información del detector de vehículos en el ángulo muerto.

Sobre la consola central hay una superficie para la carga sin cable de un smartphone. El Stinger también cuenta de serie con una pantalla táctil de 7 pulgadas para el sistema de navegación con cámara de asistencia al estacionamiento, Android Auto y servicios de conectividad TomTom; en las versiones GT line y GT esta pantalla es de 8 pulgadas.

Fotos