Mercedes Clase A, muy por delante del resto

Con la cuarta generación de la Clase A, Mercedes redefine el concepto de coches de lujo en la categoría de compactos

MANU CORTÉS

La nueva Clase A despunta por su tecnología vanguardista no solo por su sistema MBUX (Mercedes-Benz User Experience), sino también porque ofrece una serie de funciones que hasta ahora estaban reservadas a segmentos de mayor exclusividad. Los precios parten desde los 31.400 euros para el modelo de acceso a la gama, equipado con el motor gasolina de 163 caballos de potencia y cambio manual de seis velocidades. Los pedidos ya se pueden cursar y las primeras unidades llegarán en mayo.

La nueva interpretación del diseño de la Clase A de Mercedes-Benz es fruto de un diseño compacto de dos volúmenes y unas dimensiones y proporciones optimizadas. El avanzado diseño del frontal, caracterizado por el capó bajo, faros led muy finos con inserto cromado y luces de circulación diurna en forma de antorcha, asegura una fuerte presencia en la que destaca especialmente la llamativa calandra con la estrella que subraya la deportividad del vehículo.

La mayor distancia entre ejes y una línea de carácter en los laterales aumentan visualmente la longitud del vehículo. A diferencia del modelo precedente, el capó está más inclinado hacia adelante. Los pasos de ruedas más amplios, para llantas entre 17 y 19 pulgadas de diámetro, transmiten una mayor sensación de aplomo. La baja altura del habitáculo, así como las ópticas integradas en el parachoques trasero, acentúan visualmente la anchura de la zaga.

Con un coeficiente Cx a partir de 0,25 y un área frontal de 2,19 m2, la nueva Clase A se coloca a la cabeza de su segmento en cuanto a aerodinámica. Mercedes-Benz introduce por primera vez en la clase compacta un “airpanel” de dos piezas (disponible como opción). Esta persiana regulable detrás del radiador abre y cierra las lamas en función de la demanda de refrigeración. Para mejorar aún más el rendimiento del sistema se coloca una segunda persiana en la toma de aire situada debajo de la matrícula.

Una de las claves de la singular arquitectura del interior es la configuración vanguardista del tablero de instrumentos y es que por primera vez se ha renunciado plenamente a una visera por encima del puesto de conducción. Gracias a esta modificación, el cuerpo básico del tablero de instrumentos con su forma de ala se extiende entre las dos puertas delanteras. Un aspecto destacado son los difusores de ventilación de estilo deportivo en efecto turbina.

64 tonos diferentes

El tablero de instrumentos está dividido en sentido horizontal en dos volúmenes; la sección inferior está separada del cuerpo principal del tablero de instrumentos por una “hendidura” óptica que hace que parezca flotar libremente por delante de los instrumentos. Con una gama de 64 tonalidades diferentes, la iluminación de ambiente de la nueva Clase A está disponible opcionalmente en una variedad de colores cinco veces mayor. La pantalla panorámica está disponible en tres ejecuciones, con dos visualizadores de 7 pulgadas, un visualizador de 7 y otro de 10,25 pulgadas y, por último, con dos visualizadores de 10,25 pulgadas.

La nueva Clase A es el primer modelo de Mercedes para el que está disponible el nuevo sistema multimedia MBUX, que abre al mismo tiempo una nueva era en conectividad. Una característica única de este sistema es su capacidad de aprender gracias a la inteligencia artificial. El sistema MBUX puede personalizarse y adaptarse al usuario.

Ficha técnica Mercedes A 200/ A 180 d

Combustible:
Gasolina / Gasóleo
Nº de cilindros:
4 en línea
Cilindrada:
1.332 cm3 / 1.461 cm3
Potencia:
163 caballos / 116 caballos
Cambio:
Manual 6 marchas / Automático 7 marchas
Velocidad:
225 km/h. / 202 km/h.
0 a 100 km/h.
8,2 segundos / 10,5 segundos
Consumo medio:
5,6 litros / 4,1 litros
Largo:
4,42 m.
Ancho:
1,80 m.
Alto:
1,44 m.
Maletero:
370 litros
Precio:
31.400 euros / 32.700 euros

Otros puntos fuertes, en función del equipamiento, son el puesto de conducción con manejo por pantalla táctil en el visualizador de medios, la pantalla de navegación con tecnología de realidad aumentada y el mando fónico inteligente con reconocimiento de voz natural, que se activa con la palabra clave “Hey Mercedes”. También está disponible el “Head-up-Display”.

Con la nueva generación del sistema de infoentretenimiento MBUX se inicia también una serie de servicios Mercedes nuevos y mejorados. Entre ellos se cuentan las funciones de navegación basadas en la información transmitida de un vehículo a otro sobre circunstancias registradas por los sensores, como una frenada de emergencia, la intervención del control de estabilidad ESP, o comunicaciones manuales del sistema transmitidas por el conductor (por ejemplo, en caso de un accidente), la localización del vehículo (que facilita el encontrar de nuevo el automóvil aparcado) y una alerta en caso de que el vehículo haya sido golpeado o remolcado mientras está aparcado.

La nueva Clase A ofrece una utilidad notablemente mayor, con más anchura disponible para los hombros y para los codos y una mayor altura hasta el techo, así como un acceso más sencillo a la parte trasera. A esto se suma un maletero más amplio, con una capacidad de 370 litros detrás de los asientos traseros, lo que supone un incremento de 29 litros en comparación con el antecesor. También ha crecido la longitud del piso del maletero en 11,5 cm.

En los asientos, se incorporan equipos de confort de los segmentos de gama alta; para los delanteros se ofrecen opcionalmente, además de la calefacción, la climatización y el paquete opcional con función de masaje. En la nueva Clase A se puede elegir entre tres tipos diferentes de asientos delanteros; junto al modelo básico, se ofrece el asiento de confort, así como el asiento deportivo integral, que puede encargarse en combinación con las diferentes líneas de equipamiento.

Los principales equipos de serie son las llantas de 17 pulgadas de diámetro, el sistema “Touch pad”, los faros led con 18 diodos, la cámara de marcha atrás, el climatizador “Thermotronic” y la suspensión de confort rebajada 15 milímetros.

Conducción semiautónoma

Por primera vez, la Clase A puede conducir de forma semiautónoma en determinadas situaciones. Para ello no pierde de vista su entorno, con los sistemas mejorados de cámaras y de radar que logran un alcance de hasta 500 metros. Al mismo tiempo, la Clase A utiliza los datos de los mapas de carreteras y de navegación para las funciones de asistencia.

De ese modo, el asistente activo de distancia “Distronic” y el asistente activo de dirección ayudan al conductor a mantener la distancia de seguridad y en la tarea de guiado de forma aún más confortable, ya que puede adaptar, también automáticamente, la velocidad en curvas, cruces o rotondas, en función del trazado de la ruta prevista. A ello se añaden el asistente activo de parada de emergencia y un asistente activo para cambio de carril de funcionamiento muy intuitivo.

La nueva Clase A también está equipada de serie con un asistente de frenado activo con funciones ampliadas. En función de la situación, este equipo puede ayudar eficazmente a evitar una colisión por alcance con vehículos precedentes que circulan a menor velocidad o están parados, e incluso con peatones o ciclistas que atraviesan la calzada, o al menos a reducir las consecuencias de un accidente.

El sistema “Pre Safe Plus” puede reconocer el peligro de colisión por alcance. Si persiste el peligro, el sistema puede activar los frenos del vehículo detenido para inmovilizarlo y reducir así el impulso hacia delante resultante del impacto, con lo que disminuye el riesgo de lesiones para los ocupantes. La Clase A viene equipada de serie con airbag para conductor y acompañante, airbag de rodillas para el conductor y airbags de ventanas que cubren toda la zona, incluido el montante central de la carrocería, gracias a lo cual ofrece una mejor protección de los ocupantes. Los airbags de pelvis y tórax también se incorporan de serie en la parte delantera, y como opción en la parte trasera.

La gama inicial para nuestro mercado se compone del A 200 de 163 caballos de potencia con cambio automático tipo “doble embrague” de siete marchas 7G DCT (consumo de combustible de apenas 5,1 litros) o cambio manual de seis marchas (consumo de 5,6 litros) y el Clase A 180 turbodiésel con cambio 7G-DCT que desarrolla una potencia de 116 caballos, mientras que los consumos apenas llegan a los 4,1 litros.

La nueva Clase A se puede equipar opcionalmente con la tracción integral permanente 4 MATIC que garantiza una distribución totalmente variable de la fuerza de tracción. Este sistema de transmisión a las cuatro ruedas ofrece ahora un comportamiento más eficiente y deportivo.

En función de la motorización y de las preferencias del conductor se ponen a disposición de la Clase A diferentes tipos de suspensiones. De serie equipa un tren de rodaje de confort con suspensión mecánica, con la altura de la carrocería rebajada en 15 mm y muelles y amortiguadores adaptados que aseguran un comportamiento especialmente deportivo. El sistema “Dynamic Select” también forma parte del equipo de serie y ofrece una conducción individualizada con solo pulsar un botón, actuando también sobre las suspensiones si se combina con la amortiguación activa regulable (opcional) que permite al conductor elegir individualmente el tipo de amortiguación.

Contenido Patrocinado

Fotos