Opel Insignia GSi Sports Tourer, un familiar muy deportivo

Con tracción a las cuatro ruedas, estrena el nuevo motor diésel y también se vende en gasolina con 260 caballos

Siglas GSi en combinación con la carrocería familiar del Insignia es el resultado de la última novedad de Opel. Es la versión deportiva del tope de la gama con motores de 210 y 260 CV, chasis adaptable, tracción total, llantas de aleación de 20 pulgadas y una carrocería más llamativa con detalles como las considerables tomas de aire en el frontal, el doble escape trasero cromado y el pequeño alerón sobre el portón posterior. Y todo con un maletero de 560 litros, ampliable a 1.665 litros.

Como su hermano de la carrocería berlina, este nuevo familiar se ha diseñado para ofrecer la máxima diversión al volante. Para conseguir el mejor aprovechamiento de la potencia se recurre al chasis de esa versión con muelles más cortos que rebajan la altura de la carrocería, y amortiguadores deportivos que reducen el balanceo de la carrocería al mínimo en las curvas más pronunciadas.

Chasis adaptable

El denominado chasis FlexRide, de serie, adapta la respuesta de la amortiguación y de la dirección en fracciones de segundo. El conductor puede seleccionar tres modos de conducción: Standard, Tour y Sport. La reacción de la dirección y del acelerador puede ser más suave (Tour) o más rápido y preciso (Sport). En este último caso, modifica las relaciones del cambio automático de ocho velocidades para una entrega de potencia más deportiva.

Exclusivo para las versiones GSi es el modo Competición, que se activa a través del mando del control de estabilidad (ESP). Una doble pulsación permite a los conductores con más experiencia disfrutar de menor balanceo de la carrocería en las curvas y desconectar el control de tracción para una conducción más deportiva. También es posible cambiar de marcha con las levas situadas en el volante.

El sistema de tracción integral Twinster con reparto vectorial del par asegura una entrega de potencia más precisa a cada una de las ruedas traseras. Para conseguir una mejor estabilidad, los ingenieros de Opel han equipado al Insignia Sports Tourer GSi con neumáticos Michelin Pilot Sport 4 S, calzados en grandes llantas de 20 pulgadas. Y en el caso de los frenos, Brembo se encarga del equipo con discos delanteros con pinzas de cuatro pistones que aseguran una frenada eficaz.

En el interior, destacan los asientos deportivos especialmente diseñado para el GSi aunque se ofrecen en opción otros más ergonómicos con el respaldo elevado y el reposacabezas integrado, y el logo GSi bordado, que proporcionan un mayor apoyo lateral. Al igual que en el Insignia Grand Sport, disponen de ventilación, calefacción y masaje. Otros elementos como el volante, con la parte inferior plana, y los pedales de aluminio, aumentan la sensación de deportividad en el habitáculo.

La distancia entre ejes del Insignia GSi familiar es de 2,829 metros que garantiza un buen espacio para las piernas de los pasajeros del asiento trasero y la capacidad del maletero alcanza ahora los 560 litros. Un volumen ampliable hasta los 1.665 litros al abatir los asientos posteriores que además son abatibles en secciones 40/20/40. Para que las operaciones de carga y descarga sean más cómodas, el portón trasero se puede abrir y cerrar con un solo movimiento del pie bajo el paragolpes trasero.

Opel equipa este GSi con los dos motores más potentes de la gama. En diésel, el nuevo dos litros biturbo desarrolla una potencia de 210 CV y un par de 480 Nm desde solo 1.500 revoluciones. El nuevo Insignia Sports Tourer GSi BiTurbo acelera de 0 a 100 km/h en 7,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 231 km/h.

Motor de gasolina de 260 CV

Para los amantes del gasolina, se va a comercializar con el propulsor de inyección directa que rinde una potencia de 260 CV y entrega un par de 400 Nm entre las 2.500 y las 4.000 rpm. Con este motor el Sports Tourer GSi acelera de 0 a 100 km/h en 7,5 segundos y la velocidad máxima es de 245 km/h. Respecto a la caja de cambios, es la nueva transmisión automática de ocho velocidades, disponible con levas en el volante.

Como es habitual en Opel, el infoentretenimiento y la conectividad se facilita por los sistemas Opel IntelliLink, compatible con Apple CarPlay y Android, y OnStar con un punto de acceso wifi. El conductor del Sports Tourer GSi se beneficia de las avanzadas tecnologías disponibles en la nueva gama Insignia. Entre lo más destacado, cabe mencionar la nueva generación del sistema de iluminación adaptativa matricial IntelliLux o el aviso de colisión frontal con detección de peatones y frenada automática de emergencia.

Fotos