Opel anuncia el primer híbrido enchufable

Será el Grandland X, al que acompañan en el Salón de Fráncfort el Insignia GSi y el Country Tourer

Con motivo del Salón de Fráncfort, el presidente y consejero delegado de Opel, Michael Lohscheller, ha anunciado que el Grandland X será el primer modelo de Opel con una variante híbrido enchufable. «Nuestro nuevo Grandland X con tecnología híbrida enchufable es uno de los mejores ejemplos de las oportunidades que se nos abren como parte del Grupo PSA», ha dicho Lohscheller durante la conferencia de prensa.

Por otro lado, las nuevas versiones tope de la gama Insignia también han ocupado un papel importante en el estand de Opel. Es el caso del más dinámico GSi y el nuevo Country Tourer con tracción a las cuatro ruedas.

Un segmento en auge

El Opel Grandland X, como SUV compacto, se encuadra en un segmento en claro auge. Solo en la clase compacta, la cuota de mercado de este tipo de vehículos ha aumentado desde el 7 % en 2010 a casi un 20% en el momento actual. Con una longitud de 4,48 metros, la buena visibilidad típica de un SUV y un atractivo aspecto todoterreno, es el tercer miembro de la familia X.

Puede incorporar multitud de tecnologías avanzadas como el control automático de velocidad de crucero con detección de peatones y frenado de emergencia automático, aviso al conductor por somnolencia, asistente avanzado de aparcamiento y cámara de visión 360°, son algunos de los sistemas de asistencia más destacados.

Además, Opel cumple de nuevo su compromiso en tecnología de iluminación, y equipa al Grandland X con un brillante sistema de faros delanteros adaptivos (AFL) con tecnología de led. Por otra parte, y gracias a la tracción opcional IntelliGrip, garantiza la mejor adherencia y una conducción estable sobre nieve, barro, arena o superficies mojadas.

Los asientos delanteros ergonómicos certificados por AGR (campaña para las espaldas saludables que organiza un organismo alemán), el volante calefactable, así como la calefacción de los asientos delanteros y traseros garantizan un confort prémium. El portón trasero se abre y se cierra con un simple gesto con el pie y permite un acceso fácil desde el exterior. Como es característico en Opel, la conectividad corresponde a la última generación de sistemas IntelliLink compatibles con Android Auto y Apple CarPlay. El asistente personal Opel OnStar incluye un punto de acceso wifi.

Por lo que se refiere a la gama Insignia, el GSi es la versión deportiva, disponible con carrocería Grand Sport y Sports Tourer. Un coche con el chasis FlexRide equipado de serie, que se adapta al estilo de conducción y a las condiciones de la carretera en décimas de segundo. La estabilidad se refuerza con los nuevos neumáticos Michelin Pilot Sport 4 S, montados sobre llantas de aleación de 20 pulgadas.

La tracción integral con reparto vectorial del par responde de forma aún más directa a las órdenes del volante, ofrece un buen agarre lateral y transmite al suelo toda la potencia disponible sin pérdidas de tracción. La nueva transmisión automática de ocho velocidades se puede accionar con levas para el cambio en el volante.

Más ligero que el anterior Insignia OPC, destaca por un bajo centro de gravedad y el motor turbo de dos litros proporciona unas mejores prestaciones. Esta versión se reconoce por las grandes entradas de aire cromadas en la parte delantera y el alerón en el eje trasero para optimizar la carga aerodinámica. Otros detalles son los asientos deportivos tapizados en cuero, el volante deportivo, también recubierto en piel y los pedales de aluminio.

El nuevo Country Tourer completa la presencia de la gama Insignia en la muestra germana. Un modelo dirigido a los más aventureros. La carrocería acentúa su apariencia robusta por el cubrecárter en color plata, el revestimiento protector negro moldeado alrededor de la parte inferior del vehículo y los pasos de rueda. La parte trasera también presenta detalles como las salidas dobles de escape que refuerzan la impresión de anchura.

Pensado para las escapadas de fin de semana, donde se algunas veces se abandonan las carreteras de asfalto, la altura al suelo es 20 milímetros mayor para facilitar atravesar los obstáculos complicados. Junto con la tracción integral Twinster con reparto vectorial del par y la nueva suspensión trasera de cinco brazos, el comportamiento offroad es una de las virtudes del coche. Los potentes motores turbo garantizan un comportamiento dinámico.

Fotos