BMW X4, nueva gama

BMW X4, nueva gama

Esta segunda generación aporta cambios en el diseño, chasis y sistemas de asistencia y conectividad

El nuevo BMW X4 se presenta en el Salón de Ginebra a primeros de marzo. Su predecesor inauguró en la marca un concepto que combina las características distintivas de la gama X con la línea de un cupé en formato mediano. El nuevo modelo aporta una dinámica de conducción mejorada, un diseño exterior que acentúa el carácter deportivo y añade sistemas de asistencia al conductor de última generación y tecnologías de conectividad de vanguardia.

La carrocería de esta segunda generación crece tanto el longitud como en anchura. Ahora llega hasta los 4,752 metros de largo, con una más que considerable distancia entre ejes de 2,864 metros, y supera el metro noventa de anchura (1.918 milímetros). En cuanto al maletero, admite una capacidad de 525 litros y el espacio de carga se puede aumentar a un máximo de 1.430 litros, al abatir por completo el respaldo del asiento trasero que además se divide en mitades 40:20:40.

Como es habitual en la marca, el frontal destaca por la gran parrilla con los riñones de BMW. Los faros de led dobles con contornos dinámicos y las luces antiniebla horizontales forman una nueva interpretación de los grupos ópticos de la gama de modelos X. Todas las funciones de iluminación disponen de tecnología led de serie. Visto de perfil, se acentúa la línea de estilo que parte desde casi a la altura de los pasos de rueda delanteros, recorre el lateral hasta las manillas de las puertas traseras y se vuelve a hacer notar justo antes de los faros posteriores.

El estilizado techo que le otorga esa similitud con una línea de cupé, se combina con el diseño de las ventanas que subraya las proporciones dinámicas. Las superficies quedan bien estructuradas y las líneas horizontales conforman la zaga de la carrocería. Las luces traseras de led, con su forma tridimensional, quedan ubicadas en las esquinas. Los dos tubos de escape ahora se equipan en todas las versiones.

Hay tres variantes de equipamiento para el nuevo BMW X4. La denominada xLine se reconoce por los protectores de bajos delanteros y traseros, faldones laterales en color GlacierSilver metalizado, marcos de las ventanas laterales y otros detalles en un acabado de aluminio satinado. Las otras dos, M Sport X y M Sport, son las más deportivas con un diseño específico de las tomas de aire, guardabarros delanteros y traseros, detalles decorativos en negro y faldones laterales optimizados, por citar unos pocos elementos.

Con materiales de primera clase y la escrupulosa calidad de fabricación, se funden las superficies del panel de instrumentos y de los paneles de las puertas y en los marcos galvanizados de las puertas destacan los logotipos X en relieve. Los asientos deportivos se han rediseñado con refuerzos laterales para mejorar aún más la sujeción en las curvas más cerradas. En las versiones deportivas se combina la tela con el cuero para la tapicería.

En comparación con el X4 anterior hay mucha más variedad de opciones. Es el caso de los asientos regulables eléctricamente y con calefacción, ventilación activa de los asientos y climatizador automático de tres zonas con control de temperatura independiente en la parte trasera. También hay un techo solar panorámico de mayores dimensiones. El paquete Ambient Air purifica el aire por medio de la ionización, al mismo tiempo que perfuma el interior del vehículo.

Mayor espacio en las plazas traseras

La amplitud en las plazas posteriores es superior en el nuevo X4. Gracias a la mayor batalla, la distancia para las piernas crece en 27 milímetros y dispone de tres asientos de tamaño completo. Además, existe la opción de un paquete de almacenamiento que incluye elementos como compartimentos adicionales, puertos USB y tomas de 12V, así como ganchos con diferentes funciones y raíles laterales en el maletero.

La gama inicial de motores del nuevo BMW X4 se compone de dos gasolina y dos diésel, de cuatro cilindros y dos litros de cilindrada y en todos los casos con caja de cambios automática Steptronic de ocho relaciones con levas en el volante y sistema de tracción integral xDrive. Para agosto se comercializarán los más potentes M Performance de seis cilindros en línea tanto en gasolina como en diésel.

En gasolina, la oferta comienza con el 20i que desarrolla una potencia de 184 CV y un par de 220 Nm que se alcanza a 1.350 vueltas y permanece constante hasta 4.250 rpm; acelera de 0 a 100 km/h en 8,3 segundos y el consumo estimado de combustible es 7,1 litros. El xDrive 30i genera 252 CV y un par de 350 Nm; pasa de cero a cien en 6,3 segundos.

En relación a los diésel, el 20d rinde 190 CV, una mecánica con un par de 400 Nm y un consumo de 5,4 litros. El 25d es más potente (231 CV), con un par de 500 Nm a 2.000 rpm, y un consumo de solo una décima más que el propulsor anterior. El seis cilindros para el xDrive30d destaca por sus 265 CV con una aceleración de cero a cien de 5,8 segundos. Todas las mecánicas de gasóleo cuentan con filtro de partículas, catalizador de oxidación, de absorción de NOx y un SCR con inyección AdBlue.

El M40i con 360 caballos

Los motores más exclusivos son los MPerformance de seis cilindros para el M40i de gasolina y M40d de gasóleo. El primero desarrolla una potencia de 360 CV y acelera de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos. El segundo (326 CV), destaca además por su elevado par máximo de 680 Nm, que se consigue desde solo 1.750 revoluciones. El consumo medio previsto es de 6,4 litros. El sistema de escape M Sport con control por aletas de los modelos M Performance se reconoce por las salidas trapezoidales en cromo negro y por supuesto por el sonido.

El chasis del nuevo X4 incluye mayor proporción de aluminio, así como diversos tipos de acero de muy alta resistencia. Así, la estructura de la carrocería es más sólida y segura y con la ventaja de que pesa hasta 50 kilos menos que la del modelo anterior. También es más ligera la tracción total, con control electrónico para conseguir un adecuado reparto de potencia que transmite el carácter deportivo de la marca; se configura para una mayor entrega de potencia sobre las ruedas traseras.

El coche incorpora la última versión del sistema operativo iDrive, diseñado para un mayor control de las funciones y los sistemas de navegación, comunicación, e información y entretenimiento. La pantalla, con forma de un monitor independiente, tiene un tamaño de de 6,5 pulgadas de serie. La pantalla de alta resolución que viene con el sistema de navegación Professional es táctil y mide 10,25 pulgadas.

La gama de sistemas de asistencia al conductor, tanto de seguridad como de confort, se amplía. El nuevo X4 equipa de serie control de velocidad de crucero con función de frenado y aviso de colisión y peatones con función de frenado urbano. El control de crucero activo opcional con función de parada y arranque es capaz de frenar el vehículo hasta detenerlo y luego volver a arrancarlo de nuevo sin intervención del conductor. Otras opciones son el reconocimiento de señales de tráfico y los sistemas de advertencia de cambio de carril.

Contenido Patrocinado

Fotos