Los trabajadores de Asturleonesa mantienen la huelga ante la falta de noticias sobre sus impagos

Protesta de los trabajadores de Asturleonesa./Daniel Mora
Protesta de los trabajadores de Asturleonesa. / Daniel Mora

Los mineros continuarán este miércoles y este jueves con su huelga, a la que se unen los transportistas, a lo que se les adeuda el pago de tres quincenas

LEONOTICIAS

Los trabajadores de Asturleonesa han acordado mantener las dos jornadas de huelga convocadas para este miércoles y este jueves, a la espera de recibir noticias sobre los pagos pendientes, es decir, el abono por parte de la administración concursal de las nóminas de enero, mitad de diciembre y la extra de Santa Bárbara.

La plantilla cuenta con el apoyo de los transportistas, quienes este lunes, al no haber recibido el pago de las tres quincenas que se no se les han abonado, han decidido unirse a las protestas. Estos impagos corresponden a todo el mes de enero y la primera quincena de febrero. Por ello, los camioneros optarán por atender otros encargos mientras no se satisfagan los abonos correspondientes.

En los últimos días, y tras haber obtenido el tercer grado carcelario, el antiguo administrador de Asturleonesa, Rodolfo Cachero, se ha puesto en contacto con el comité de empresa para informarles de que «le van a ceder nuevamente la gestión de la compañía y que quiere saber si la plantilla confía en él».

«El comité ha recibido este anuncio con prudencia y, mientras no se haga efectivo ese cambio en la administración, no se pronunciará al respecto», afirman desde USO.

El comité de empresa sospecha que «los impagos de las nóminas, los impagos a los transportistas o los descuentos de las nóminas que han sido efectuados a los trabajadores pero no abonados a los destinatarios, como el caso de las pensiones alimenticias, estén sirviendo para que la administración concursal, que se sospecha que sigue guiada por Rodolfo Cachero, esté acumulando dinero con el objetivo de hacer frente a la deuda con Coto Minero Cantábrico». «De ser así, sería un auténtico escándalo, además de un incumplimiento grave de la ley concursal», añaden.

«Los trabajadores han demostrado en los últimos meses, con su aguante frente a los diferentes escollos e impagos de ambas administraciones, que son los más interesados en velar por la continuidad de la mina y los 200 empleos directos y otros tantos indirectos», concluyen.

Temas

Carbón

Contenido Patrocinado

Fotos