Una ola de solidaridad recorre Ponferrada para pedir futuro para el carbón

Un instante de la manifestación de este martes. / Esther Jiménez

Más de 2.000 personas se citan en una marcha para defender el consumo del carbón autóctono | «Estamos en un punto límite y si no apretamos entre todos esto se va al garete», se ha remarcado

ESTHER JIMÉNEZPonferrada

Una ola de solidaridad ha recorrido este martes las calles de Ponferrada y lo ha hecho en apoyo a un sector determinante para la economía local y provincial, la minería.

La marcha promovida en defensa del sector minero ha evidenciado el apoyo social que tiene un sector clave a nivel económico y que hoy por hoy vive una situación límite, al borde del abismo y con la soga al cuello. A la cita, según los organizadores, han acudido más de 2.000 personas, una cifra que la Policía Local ha rebajado a 700.

Apuntes

«Peor no pueden estar las cosas», se ha dejado ver en la antesala del inicio de una marcha donde la reivindicación ha sido única: defender el carbón autóctono, su producción directa y su consumo en térmica frente al acoso del carbón importado. Y por encima de todo ello, el empleo.

«No nos rendimos»

El responsable autonómico de minería en el sindicato UGT, Jorge Díez, ha sido contundente a la hora de advertir que el sector mantendrá las movilizaciones: «Vamos a ir incrementando las actuaciones a medida que veamos el respaldo con el que se cuenta. Hasta que no se desbloquee esta situación de la no compra seguiremos con actividades y reuniones con todos los partidos de la Comunidad y de fuera».

Para Jorge Díez la reclamación de este martes y las futuras sirven para exigir «la compra de nuestro carbón autóctono y por encima de todo la defensa de los puestos de trabajo».

Todo ello antes de remarcar que «el Real Decreto por el cierre de las centrales térmicas llega tarde» y exigir al Gobierno medidas de apoyo directo para evitar la muerte del sector.

Apoyo desde Asturias y Palencia

La manifestación que ha recorrido las calles de Ponferrada ha contado con el apoyo de mineros llegados desde Asturias o Palencia. El grupo más numeroso, el asturiano, con unas 80 personas y pertenecientes a Soma-UGT, que no han querido dejar pasar la oportunidad de reivindicar un futuro para el sector.

La situación ha llegado a un punto, aseguran, en el que van a volver a establecer un calendario de movilizaciones «pacíficas, siempre que se pueda resolver el conflicto por la vía del diálogo». Pero si eso no fuera posible, les podría llevar a movilizaciones «más contundentes e incluso sin descartar una huelga general en el sector».

Un instante de la manifestación de este martes.
Un instante de la manifestación de este martes. / César Sánchez

«Estamos en un punto límite»

Mientras el secretario comarcal de UGT, Omar Rodríguez, ha lamentado la falta de «unidad de acción sindical» en un acto como el celebrado este martes y en el que no ha habido representación de otras fuerzas sindicales.

«Es cierto que la mayoría de los delegados son de UGT pero esto va más allá. Esto es algo social. Es algo que afecta a la ciudadanía de Ponferrada, la comarca del Bierzo y de León», ha asegurado.

«Estamos en un punto límite y si no apretamos entre todos esto se va al garete», también ha remarcado.

Respaldo institucional

El apoyo institucional se ha manifestado de la mano del Consejo Comarcal. Su presidente. Gerardo Álvarez Courel, ha recordado que su presencia evidencia el apoyo «a un sector como la minería que se está muriendo de verdad. Desde el Consejo hacemos lo que está en nuestra mano. Estamos defendiendo nuestra tierra».

Partidos políticos y sectores empresariales y sociales han dado su apoyo en esta jornada. Entre ellos, el secretario autonómico de los socialistas, Luis Tudanca: «Vengo como uno más a la llamada de socorro que es de hace mucho tiempo nos están llamando las cuencas mineras».

Los alcaldes bercianos, implicados

Representantes sindicales, empresariales, sociales y políticoshan mostrado su respaldo a esta concentración y todos han apostado en firme por ese consumo de carbón nacional.

Fabero, Torre del Bierzo, Cacabelos, Ponferrada o Páramo del Sil son algunos de los municipios cuyos representantes políticos se han dejado ver en el acto. Ángel Calvo, regidor de Páramo, aseguró que «sabemos que la situación es muy difícil, tenemos un sector que es del carbón que está agonizando y no hay que dejar que se muera».

Como alcalde de un municipio minero y con una central térmica «estamos luchando para que Gas Natural cambie su política y agote las 17.500 horas de Anllares si luego no hay un sector que pueda sacar ese carbón de nada vale esa lucha».

Por ello, pidió al Ministerio de Energía que lleve a cabo los mecanismos necesarios para articular «un fin del sector programado y no tajante como ahora» y recordó que el PP gobierna en minoría, por lo que «necesita el apoyo de otros grupos políticos.

La marcha, momentos antes de iniciarse.
La marcha, momentos antes de iniciarse. / E. Jiménez

«Lucharemos hasta el final»

Para Tudanca es tiempo de «menos promesas y menos fotos. Se necesita una solución urgente. Nosotros vamos a seguir insistiendo en las Cortes, Congreso y Senado para una solución ya. Sin este sector hay comarcas que no pueden sobrevivir y es necesario el consumo del carbón autóctono y el mantenimiento de las térmicas».

El sector se encuentra hoy paralizado por el bloqueo en el consumo. Por ello el grito ha sido desesperado: «No nos rendimos, lucharemos hasta el final por la minería».

Contenido Patrocinado

Fotos