Los socialistas de Castilla y León apuestan por llevar el peso de la problemática minera a Europa

Momento de la reunión mantenida en el Ayuntamiento de La Robla. / Noelia Brandón

Luis Tudanca y el secretario general del PSOE asturiano, Adrián Barbón, mantienen una reunión en La Robla junto a alcaldes mineros para trazar las líneas del partido en este sentido

N. BARRIO La Robla

En el Ayuntamiento de La Robla, al pie de la cuenca minera, el secretario general del PSOE de Castilla y León, Luis Tudanca, mantuvo una reunión con su homólogo asturiano, Adrián Barbón, para tratar junto a algunos alcaldes de las cuencas la actualidad inmediata del carbón nacional.

En este sentido, Tudanca avanzó que los socialistas «lucharán» para compatibilizar la directiva europea de lucha contra el cambio climático con una moratoria que permita que las centrales térmicas sigan quemando carbón nacional.

Además de «salvar» las térmicas y el carbón, Tudanca insistió en que se pedirá «de manera complementaria» que se establezca en las subastas de las renovables un compromiso de que «buena parte de esas instalaciones de energías renovables se instalen en las cuencas mineras» con el fin de complementar el empleo en las minas y en las térmicas.

«Estamos hablando del presente y del futuro, que es de lo que ha hablado siempre el PSOE», incidió.

Tudanca acusó al PP de ser «los únicos responsables» el fin del carbón y de que «apenas haya 400 mineros trabajando en las cuencas». , el líder de los socialistas en Castilla y León explicó que cuando Herrera llegó a la Presidencia de la Junta, el sector de la minería contaba con 15.000 mineros, una cifra que se situaba en 3.500 profesionales del sector con la llegada de Rajoy al Ejecutivo central y que ahora se limita a 400. «Esta es la política minera del PP», lamentó Tudanca.

De cualquier forma, Tudanca consideró que la situación no sería la misma si el proyecto de captura y almacenamiento de CO2 en la Ciuden de Ponferrada puesto en marcha por el Gobierno de Zapatero no hubiera sido “cercenado” por un PP que “nunca creyó en él” y que lo tiene “paralizado” desde hace años, además de que vota en contra “sistemáticamente” de todas las enmiendas a los presupuestos e iniciativas que presenta el PSOE en los diferentes parlamentos.

Por su parte, Barbón consideró que la situación actual en la que se encuentra el sector minero es «consecuencia directa del incumplimiento del Plan del Carbón».

A juicio del secretario general del PSOE de Asturias, no se está cumpliendo el mix energético que correspondería al carbón nacional, no se está cumpliendo con las inversiones en los municipios mineros ni desarrollando los planes de reactivación en las comarcas mineras. Todo esto lo atribuyó Barbón a «una falta de voluntad política» por parte del PP, ya que insistió en que la postura del PSOE es «una única» y es la definida en el pasado Congreso Federal del partido.

Fotos