Un Real Decreto marcará las circunstancias en las que se puede proceder al cierre de una central

Entrada a la Central de Compostilla. /
Entrada a la Central de Compostilla.

Los populares aseguran que el Gobierno «mantiene su compromiso con el carbón como fuente de generación eléctrica autóctona que debe permanecer en el mix energético de 2020 a 2030»

LEONOTICIASLeón

En la jornada en la que los miembros de la Comisión de Energía, Turismo y Agenda Digital del Congreso de los Diputados han visitado las cuencas mineras del Bierzo y las centrales de Anllares y Compostilla, los populares Ángel Calvo y Eduardo Fernández insisten en que el Gobierno de España «mantiene su compromiso con el carbón como fuente de generación eléctrica autóctona que debe permanecer en el mix energético de 2020 a 2030».

Para los populares los planes de Enel, principal accionista de Endesa, de cerrar en 2020 dos de sus centrales de carbón, lo único que confirman es que «el compromiso de Enel con España no es el que le gustaría a este Gobierno y que no está siendo coherente con las necesidades de la política energética del país».

Ángel Calvo se ha mostrado muy crítico en la mañana del miércoles con los discursos demagógicos en forma de propuestas como las ecotasas y con el hecho de que el PSOE haya tardado 2 meses y 10 días en encontrar una explicación.

El secretario provincial del PP entiende que la decisión no debe quedar en manos de las compañías y apeló a la necesidad de convertir el reglamento en Decreto Ley de manera que el Ministerio pueda decidir sobre el cierre o no de una central: “Pedimos que los grupos políticos tengan el mismo discurso en Madrid que aquí y que ese reglamento que ahora existe se convierta en ley porque será la única manera de que los partidos de la oposición puedan decirle al ministro de Industria que no ha cumplido”.

«Falta de voluntad»

Eduardo Fernández ha recordado que, “precisamente con el objeto de evitar el cierre de centrales eléctricas propiedad de empresas privadas, el Ministerio planteó al PSOE una propuesta de trabajo conjunto para elaborar un Decreto Ley que estableciera las condiciones para el eventual cierre de centrales, sin embargo el grupo socialista rechazó la propuesta, así que una vez constatada la falta de voluntad para apoyarlo no se llegó a redactar, por lo que ahora ya se está trabajando en la redacción de un Real Decreto.

A pesar de todo, Eduardo Fernández ha manifestado que no alcanza a entender que el procedimiento lógico, que es el diálogo entre partidos, antes de redactar este Decreto Ley no les valga a los socialistas a día de hoy, y puso como ejemplo las negociaciones previas por el bono social, lamentando que lo que dice ahora el PSOE no lo hubiera dicho hace dos meses evitando perder un tiempo precioso que si duda ya ha corrido, por ejemplo, en contra de la central térmica de Anllares.

Del mismo modo, desde el Partido Popular se reprochó a los socialistas su doble discurso entorno al carbón recordando también las declaraciones realizadas por Cristina Narbona en una entrevista a finales de junio en las que dejaba clara la apuesta socialista por el gas como fuente de energía para el futuro: “su apuesta no es el mantenimiento del carbón si no su atenuación”.

“El Gobierno, en su búsqueda de soluciones, hará lo que tiene que hacer y redactará un Real Decreto para establecer las circunstancias en las que se puede proceder al cierre de una central. El apoyo del PSOE será bienvenido, pero a día de hoy solo han mostrado su rechazo”.

Hay que recordar que, según la legislación vigente, el cierre de una central eléctrica es un procedimiento administrativo regulado y que, si se cumplen las condiciones establecidas, nadie lo puede impedir, salvo que Red Eléctrica diga que no es posible por seguridad de suministro.

Contenido Patrocinado

Fotos