La UE permitirá a cada país adaptar la transición energética a las necesidades de sus zonas mineras

La consejera de Economía atiende a los medios./EFE
La consejera de Economía atiende a los medios. / EFE

Asturias, Castilla y León y Aragón acuerdan unirse para buscar proyectos conjuntos en la plataforma europea de regiones con explotaciones de carbón

A.R.M. | EUROPA PRESS

No tendrán que ir al mismo ritmo, ni aplicar medidas similares. La Comunidad Europea confirmó ayer en Bruselas en la primera sesión de la Plataforma de Regiones de Minería del Carbón en Transición, impulsada por la UE, que respetará la soberanía nacional de los países en cuanto a la definición del 'mix' nacional y la planificación energética y que no establecerá ningún calendario con carácter general para los territorios afectados, sino que cada uno podrá adaptar la planificación de esa transformación. Esta confirmación fue bien recibida por parte del Principado, una de las 41 regiones que acudieron a esta primera jornada de trabajo, en la que también estuvieron presentes representantes de Aragón, Castilla y León y Castilla-La Mancha; del Instituto de Reestructuración de la Minería, dependiente del Ministerio Energía, y de la Asociación de Comarcas Mineras (Euracom-Acom).

«Nos congratulamos de poder trasladar que la transición energética debe ser ordenada y adaptada a cada una de las regiones», señaló ayer desde la capital belga el consejero de Empleo, Industria y Turismo del Principado, Isaac Pola, representante asturiano en la sesión junto a la directora general de Minería y Energía, Belarmina Díaz. Cada territorio podrá, pues, «abordar desde su posición de partida el periodo de tiempo en el que se lleve a cabo esa transición y las medidas y pasos que seguirá», aclaró

Otras confirmaciones por parte de la UE no son tan positivas. Los responsables comunitarios también anunciaron que no habrá fondos adicionales para esta plataforma, solo una aplicación preferente de nueve fondos que ya existen en la actualidad y que tratarán de orientarse hacia estas regiones, aunque sin garantía. De ahí, que la consejera de Economía y Hacienda de Castilla y León, Pilar del Olmo, reclamará a las instituciones comunitarias una mayor implicación y más recursos económicos para que las regiones carboneras europeas tengan una transición energética «justa y equilibrada».

Ante esta perspectiva, el Principado, Castilla y León y Aragón acordaron formalizar una solicitud al Gobierno central para constituir lo que la Comisión Europea denomina como «multirregión piloto», lo que les permitiría presentar proyectos conjuntos a la plataforma comunitaria. Las tres comunidades cuentan con «evidentes intereses comunes en la minería del carbón y en el proceso de transición» energética, tanto «en proyectos innovadores como desde la perspectiva de desarrollo alternativo de las comarcas», recordó Pola, menos beligerante que su homóloga castellanoleonesa, que manifestó convencida que su comunidad seguirá siendo una región con producción de carbón y con centrales térmicas, aunque también se busquen alternativas en otros sectores e insistió en la necesidad de financiación comunitaria.

La Plataforma de las Regiones con Minería de Carbón en Transición cuenta con dos líneas de trabajo, una sobre tecnologías innovadoras, principalmente vinculada a la captura y almacenamiento de C02 y mejoras medioambientales, y una segunda relacionada con la transformación estructural hacia una economía postcarbón.

Durante la sesión, las regiones alemanas de Brandeburgo y Sajonia; la griega de Macedonia; Silesia, en Polonia, y Trencín, en Eslovaquia, expusieron ya sus proyectos piloto. Esta tarde, será Pola el que presente la situación del Principado y sus propuestas estratégicas en una reunión de alto nivel sobre financiación e inversiones en las regiones mineras.

Contenido Patrocinado

Fotos