La nueva presidenta del CSIC ve necesario el carbón aplicando tecnologías respetuosas con el medio ambiente

Toma de posesión de la nueva presidenta del CSIC. /EFE
Toma de posesión de la nueva presidenta del CSIC. / EFE

Rosa Menéndez aboga por la diversificación de la tarta energética y remarca la necesidad de potenciar el desarrollo de tecnología e investigación para reducir y evitar emisiones contaminantes a la atmósfera

EFE

La nueva presidenta del Consejo Superior de Investigaciones Científicos (CSIC), Rosa Menéndez, se ha mostrado este jueves partidaria de la "diversificación de la tarta energética" y de fomentar las energías renovables para paliar los efectos contaminantes.

En una acto con periodistas, Menéndez, que empezó en el CSIC en el Instituto Nacional del Carbón de Oviedo, y entre 2003 y 2008 fue directora del mismo, ha resaltado que el uso de energías fósiles como el carbón son una fuente más de energía que se necesita, como también se necesitan la energía nuclear y las renovables.

Ha explicado que los combustibles fósiles contaminan y producen emisiones, pero hay muchas formas de utilizarlos y ha añadido que existen nuevas tecnologías que permiten una utilización respetuosa con el medio ambiente, lo que pasa es que requieren de una inversión.

En este punto, ha argumentado ser partidaria de la diversificación energética, es decir, mantener una parte de los combustibles fósiles como el carbón, pero con tecnología respetuosa con el medio ambiente, para que coexista con las renovables.

"No se trata de quemar carbón de manera indiscriminada", ha insistido para ahondar en la necesidad de potenciar el desarrollo de tecnología e investigación para reducir y evitar emisiones contaminantes a la atmósfera.

Menéndez tomó ayer posesión del cargo como presidenta del CSIC en un acto presidido por el ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, y en el que también estuvo presente la secretaria de Estado de I+D+i, Carmen Vela.

Contenido Patrocinado

Fotos