Narbona defiende el carbón autóctono como reserva estratégica y reclama que se retiren las ayudas al importado

Cristina Narbona. /
Cristina Narbona.

La presidenta del PSOE plantea que Castilla y León haya incentivos específicos para realizar subastas de energías renovables para promover nuevas actividades industriales y de servicios y recuperar en estos territorios

EUROPA PRESS

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha defendido el carbón autóctono como reserva estratégica, al tiempo que ha reclamado la eliminación de las ayudas al importado, medidas a las que ha sumado la necesidad de desarrollar medidas para una transición justa en las comarcas mineras.

En concreto, Narbona ha negado que haya discursos diferentes sobre esta fuente de energía fósil en Castilla y León y Asturias a nivel nacional y ha afirmado que el planteamiento del partido es el de las resoluciones de su 39 Congreso Federal.

En ese sentido, ha señalado a que se ha propuesto al Gobierno que haya incentivos específicos para realizar subastas de energías renovables en dichas comarcas para promover nuevas actividades industriales y de servicios y recuperar en estos territorios "al menos una parte de los 80.000 empleos" que se perdieron desde 2011 en España por los cambios regulatorios en el sector de las energías renovables.

Sin embargo, ha criticado que esto se lo trasladó al Gobierno como condición a un apoyo del PSOE a una "posible" normativa para condicionar el cierre de centrales térmicas y nucleares, pero "el ministro (de Industria, Energía y Agenda Digital, Álvaro Nadal) rechazó estas condiciones" y le acusa de haber pretendido después enfrentar internamente al PSOE.

Por otra parte, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha lamentado que el Gobierno español sea "uno de los pocos" que frena una mayor ambición de la Unión Europea en la lucha contra el cambio climático, de forma "totalmente incomprensible teniendo en cuenta las capacidades de España para crear empleo y generar nuevo tejido productivo en este ámbito".

Con motivo de la publicación del libro 'Soñando el futuro', escrito por Cristina Narbona y Ana Etchenique, una conversación entre "dos amigas desde hace casi 30 años", Narbona ha concedido una entrevista a Europa Press en la que ha criticado que en el seno del Gobierno de Mariano Rajoy, en el que de momento "no aprecia" un enfoque integrado entre el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y medio Ambiente y el Ministerio de Energía, Industria y Agenda Digital. "Incluso se aprecian contradicciones entre los planteamientos de sendos departamentos", ha valorado.

Si bien, espera conocer pronto la propuesta del Gobierno para poder contrastarla con la iniciativa socialista en esta materia. Precisamente, ha explicado que una de las primeras resoluciones aprobadas por la dirección actual del PSOE que ahora preside fue la relativa al cambio climático y la transición energética.

Al respecto, en un documento el PSOE expone las cuestiones "imprescindibles" para que España recupere el tiempo perdido desde 2011. Además, ha recordado que la formación política ha impulsado la creación del Consejo Asesor para la Transición Ecológica, que preside la exsecretaria de Estado de Medio Ambiente Teresa Ribera, que prepara "propuestas concretas".

Además, en materia de cambio climático no cree que la ambición mundial se relaje tras la anunciada posición del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya que Narbona asegura que "afortunadamente" su postura no la comparte "un número muy elevado" de Estados, ciudades y empresas del país norteamericano.

Más ambición europea contra el cambio climático

Sin embargo, considera "fundamental" que la Unión Europea "eleve" su nivel de ambición como solicita el Parlamento Europeo y que, al mismo tiempo, impulse fuera de sus fronteras la transición energética y la adaptación al cambio climático, en particular en los países más vulnerables.

Para la exministra de Medio Ambiente la futura Ley de Cambio Climático y Transición Energética anunciada por el Ejecutivo deberá garantizar los objetivos a 2030 y 205 que le corresponden a España y, para ello, apuesta por establecer los incentivos adecuados, tanto fiscales como regulatorios así como por una "reforma en profundidad" del mercado eléctrico con el fin de favorecer el uso "creciente" de energías renovables.

Asimismo, señala que esto hará necesaria una nueva regulación del autoconsumo "en línea con el resto de países desarrollados" y en materia de energía nuclear recuerda la propuesta socialista de cerrar de forma gradual las centrales cuando cumplan los 40 años de funcionamiento. Si bien, considera necesarias medidas "concretas" para garantizar una "transición justa" en materia de empleo y de precio de la energía sobre todo en las comarcas con minería de carbón o centrales térmicas, así como en las áreas con centrales nucleares.

Fabra, el «mejor» consejero para sucederla en el CSN

Respecto a su sucesor en el cargo de consejera del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), recién nombrado por el Gobierno, Jorge Fabra, Narbona defiende su nombramiento para relevarle porque "reúne las mejores características" para ocupar su puesto.

Si bien, ha acusado al Gobierno de haber tardado casi seis meses "inexplicablemente" para remitir al propuesta para su preceptivo informe del Parlamento --al que rinde cuentas el regulador--.

Así, confía en que su incorporación al pleno del CSN contribuya a mejorar la transparencia y la independencia del organismo. "Lamentablemente he tenido la experiencia de cambios en sus prácticas y en la normativa sobre seguridad nuclear muy condicionados por decisiones empresariales o políticas", ha apostillado.

De su paso por el CSN cree que el ejemplo "más notable" de esta acusación fue el expediente de evaluación de la reapertura de la central nuclear de Santa María de Garoña (Burgos)y ha recordado que la propia vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, dicho que se estaban cambiando las normas para favorecer esta reapertura. Finalmente, la planta burgalesa se cierra por el elevado coste que supondrían las inversiones necesarias para garantizar su funcionamiento y seguridad.

Respecto al libro 'Soñando el futuro', ha explicado que se trata de una conversación entre dos amigas desde hace casi treinta años que han peleado por "objetivos muy parecidos desde trincheras diferentes" como son el activismo social y la política.

"En el libro se borran las fronteras entre estas dos trincheras, porque ambas soñamos y peleamos por una sociedad más justa y más en armonía con la naturaleza y, por eso el diálogo ha resultado muy agradable", relata.

En este contexto, Narbona confiesa que está "en esa edad donde ya se tiene mucho más pasado que futuro" pero que vive "con intensidad un presente muy gratificante" tanto en lo personal como en lo político.

"He tenido el privilegio de asumir muchos retos a lo largo de mi vida y, no tengo más ambición que la de contribuir a consolidar el proyecto socialdemócrata renovado bajo el liderazgo de Pedro Sánchez", ha manifestado.

Finalmente, opina que ese proyecto de Pedro Sánchez es "crucial" para que en España se reduzcan las "graves desigualdades" sociales, para que mejore la calidad de las instituciones democráticas y se emprenda una transición ecológica de la economía que garantice un futuro "más seguro, más justo y más duradero".

Contenido Patrocinado

Fotos