«Incertidumbre» en la plantilla de Astur Leonesa por el cumplimiento del plazo para evitar la liquidación de la empresa

Un vehículo pesado abandonando una explotación de Astur Leonesa./
Un vehículo pesado abandonando una explotación de Astur Leonesa.

El anterior propietario, Rodolfo Cachero, debe presentar un aval de más de cuatro millones de euros para asegurar la viabilidad de la compañía

ICALLeón

La «incertidumbre» es la nota dominante hoy entre los trabajadores de la Compañía Minera Astur Leonesa, a pocas horas de que se cumpla el plazo para evitar que la empresa se vea abocada a un proceso de liquidación que implicaría el cese de actividad y la puesta en marcha de un expediente de regulación de empleo (ERE) para toda la plantilla. Según explicó el presidente del comité de empresa, Pablo Ménguez, a la espera de que el juzgado mercantil número 2 de Oviedo, que se encarga del concurso en el que está inmersa la compañía, reciba la documentación, lo más probable es que “hasta mañana no se sepa nada”.

Al respecto, Ménguez recordó que el juez concursal abrió las puertas a que el antiguo propietario de la empresa, Rodolfo Cachero, presentara antes de las 15 horas de este miércoles un aval de más de cuatro millones de euros para afrontar las deudas contraídas por la compañía.

Tras haber obtenido el tercer grado penitenciario, Cachero, que cumplía condena por delitos relacionados con la Hacienda Pública, es la última esperanza de los empleados para alcanzar una “solución de continuidad” que garantice el mantenimiento tanto de la empresa como de los puestos de trabajo. “No sabemos lo que va a pasar”, reconoció Ménguez, que se mostró prudente sobre el regreso del antiguo administrador al frente de la compañía.

Además, la situación puede verse agravada por el conflicto que en los últimos días ha tenido en el foco al sindicato USO, que ostenta la mayoría en el comité de Astur Leonesa, en relación con la constitución de la mesa de trabajo sobre el futuro del carbón. Según explicó Ménguez, las dos grandes centrales, CCOO y UGT, vetaron la presencia del responsable de USO en Castilla y León, Marco Antonio Martínez, en la reunión de trabajo con el secretario de Estado de Energía, Daniel Navia.

Finalmente, Martínez se reunirá este jueves a las 11 horas en Madrid con los responsables del Ministerio de Energía, aunque Ménguez lamenta que la situación de enfrentamiento entre centrales sindicales pueda perjudicar al futuro de la empresa que opera en el pozo asturiano de Cerredo, con 200 trabajadores. “Estas federaciones miran más por la minería pública y nosotros nos preocupamos también de la minería privada”, recalcó el presidente del comité.

Contenido Patrocinado

Fotos