Iberdrola asegura que respetará la ley en el cierre de las plantas de carbón y que se mantendrá el empleo

Central térmica de Velilla. /Ical
Central térmica de Velilla. / Ical

Defiente que el cierre de estas dos centrales forma parte de «un plan que lleva muchos años en marcha tras el cierre de la térmica de Guipúzcua

LEONOTICIAS

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, aseguró este miércoles que la compañía va a respetar las normas existentes en referencia al cierre de las plantas de carbón de Lada (Asturias) y Velilla (Palencia) y que no habrá impacto en el empleo.

"Hay unas reglas que respetaremos", afirmó Galán en unas declaraciones a la prensa con motivo de la entrega de unos premios en la sede de la compañía, en la que participó el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Alfonso Dastis.

Además, defendió que el cierre de estas dos centrales forma parte de "un plan que lleva muchos años en marcha", ya que según recordó viene precedido del cierre de otra planta de carbón en Pasajes (Guipúzcoa), además de otras dos en Escocia, así como de varias centrales de fuelóleo en España.

A este respecto, destacó que la compañía lleva invertidos más de 100.000 millones de euros en energías renovables desde el año 2000 en el marco de su compromiso con el medio ambiente. Por ello, según explicó, consideró "oportuno" anunciar el cierre de sus dos últimas centrales de carbón aprovechando la cumbre del clima celebrada en Bonn (Alemania).

"Todos tenemos que hacer nuestra parte", defendió Galán, quien añadió que la suya es impulsar "la energía sostenible, limpia y no contaminante respetando las reglas que en cada momento nos marquen".

Estas declaraciones de Galán se producen mientras el Gobierno está tramitando un nuevo decreto que incrementa los motivos por los que se puede denegar el cierre de una central, normativa que para Iberdrola puede ser contraria a la legislación europea.

Contenido Patrocinado

Fotos