Herrera carga contra «la falta de respeto y corazón» de Iberdrola y pide al Gobierno «poner orden» en el sector eléctrico

Juan Vicente Herrera.

El presidente de la Junta lamenta la decisión de la eléctrica y asegura que ha pedido una reunión a tres bandas entre el Ministerio de Energía, Asturias y Castilla y León para ver «las acciones que permitan que la empresa de marcha atrás»

N. BARRIO Palacio de Canedo

Muy crítico y profundamente decepcionado. Así se ha mostrado este martes el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, que no ha dejado pasar la oportunidad en la presentación de 'Bierzo Hub' para señalar directamente a Iberdrola en su última decisión tomada del cierre de las térmicas de Velilla, en Palencia, y la asturia Lada.

“He tenido la oportunidad de reiterarle al Gobierno la necesidad de poner orden, de dar estabilidad y fijar los términos de una política energética moderna que no quede al albur de decisiones personales caprichosas”.

En este sentido, Herrera señaló que le genera “desazón y un profundo disgusto que una empresa vinculada a la tierra, como es Iberdrola, haya demostrado una falta profunda de respeto, corazón y sentido social”.

Manteniendo la crítica, el presidente apuntó a que “si hay que tomar decisiones y aplicar directivas europeas hay que hacerlo con una vista social, planteando alternativas y claves que supongan el menor daño”.

La indignación era notable. “Las empresas, por muy importantes que sean, no pueden tomar decisiones que lleven a desmantelar sus instalaciones, sin alternativa, que a veces no existen, Iberdorla no se ha comportado con este anuncio, debe reconsiderarlo”.

Como consecuencia de la decisión, Juan Vicente Herrera ha anunciado la petición de una reunión a tres bandas entre él mismo, el ministro de Energía y Asturias “para impulsar el mix energético, sin perjuicio de las obligaciones medioambientales, donde se considere cuáles son las acciones tras el anuncio de Iberdrola”.

Igualmente expuso que el Ministerio “ha remitido un proyecto de Real Decreto para endurecer las condiciones a las eléctricas para sus cierres, porque no podemos continuar amparados por una norma de 1955 que se justifica en las razones en la seguridad del suministro, hay que tener en cuenta circunstancias de las familias”.

Fotos