La «falta de voluntad» del conjunto del PP convierte al Musel de Gijón «en la mayor mina de España»

CCOO analiza asuntos de actualidad de los sectores industriales de León. / Campillo

CCOO califica de «circo» el compromiso adquirido por administraciones gobernadas por los populares y el «engaño del carbón» | La pizarra y el metal cierran el primer semestre con beneficios y el resto de mejorar las condiciones laborales

A. CUBILLASLeón

León inicia un nuevo curso con importantes retos industriales por delante. Por un lado, mejorar las condiciones laborales de los trabajadores del sector pizarrero que, si bien, en el primer semestre del año ha aumentado su producción en un 5%, alcanzando ingresos de 135 millones de euros.

Buenos resultados los que también arroja el sector del metal, donde todas las factorías han llevado a cabo nuevas contrataciones en lo que va de año, que si bien debe asumir el reto de mejorar los derechos e incrementar los salarios tras años de precariedad al igual que en las industriales forestales, agrícolas o cárnicas.

Sin embargo, el resto más importante que asume la industria leonesa está en el seno de la minería del carbón, que sigue perdiendo fuelle a pasos agigantados hasta reducir la producción y las plantillas a cifras “residuales y ridículas” en una provincia en la que fue pilar y motor económico.

Es más, según ha advertido Ángel Santos, representante del sector Industrias en León, en la actualidad apenas el sector emplea a 300 personas a pesar de que en su día llegó a representar el 25% del PIB de la provincia leonesa.

El «circo» del PP con el carbón

Todo ello a pesar de que la sequía y el parón de las nucleares francesas han hecho de lo que va del 2017 un año propicio para el consumo del mineral. A ello se suma el futuro dubitativo que viven hoy por hoy dos de las tres térmicas de la provincia de León.

Es el resultado, según ha denunciado desde CCOO, de la absoluta desidia del Partido Popular, en todos los estamentos, en todas las administraciones. "Ya está bien de engañar a la gente y de jugar con la esperanza de muchas familias cuando no exite una voluntad política".

Ha sido la principal conclusión tras la reunión que los sindicatos mantuvieron con la Diputación de León enmarcado en una ronda de reuniones que este miércoles les ha citado con la subdelegada del Gobierno y que, a su juicio, no es más “que un carnaval y un circo ambulante” porque no existe voluntad política de dotar de viabilidad o establecer un cierre ordenado del sector minero que está viviendo una muerte lenta.

Porque, según lamentan, la única mina en España que hoy late con fuerza está en el Musel de Gijón, allí donde cada día se descargan toneladas de carbón de importación.

Fotos