La Diputación califica como «el ataque más brutal a las cuencas» la moción del Congreso

Martínez Majo, Ángel Calvo y Francisco Castañón. / Inés Santos

Ángel Calvo cree que «los salvadores de la patria se han quitado la careta» e insta al Parlamento Europeo a tener «cabeza» para no acabar con las térmicas

RUBÉN FARIÑAS

Airada reacción de la Diputación Provincial de León a la moción que insta al Gobierno de España a retirar los pagos a las centrales térmicas.

El texto, impulsado por PSOE, Ciudadanos, Podemos, ERC y el grupo mixto –un total de 201 votos, el 59% del Congreso- supone para Juan Martínez Majo «el cierre de las térmicas, liquidar el carbón leonés y el ataque frontal más brutal que han sufrido las cuencas en los últimos años».

El presidente de la institución provincial cree que este martes fue «un día triste para León» y que si había un hilo de esperanza, éste quedó roto. «Sólo votó en contra el PP, nos hemos quedado solos ante la única salvación».

Más contundente fue el diputado Ángel Calvo, que atacaba directamente al PSOE porque «no le faltó tiempo para sumarse a la interpelación de Podemos al ministro de Industria».

El vicepresidente espera que el Parlamento Europeo tenga «más cabeza» para no acabar con las térmicas, «no sólo las que llegaban a su final de vida útil o las que no se habían adaptado a la normativa», según éste, la medida repercute en «todas las centrales térmicas, incluidas la que se han gastado dinero en plantas de desulfuración, captura de óxidos nitrosos o capturas de partículas en suspensión».

Hasta 2020

Todo esto aboca al cierre «no más allá de 2020». En la provincia de León se verán afectadas los dos reactores de La Robla, el de Anllares y los tres con los que cuenta Compostilla.

Ángel Calvo ha reconocido que su partido, el PP, tuvo la «desgracia» de tener al enemigo en casa durante cuatro años. «Soria hizo todo lo que pudo por acabar con el carbón», sentenció; pero ahora que el exministro no está y el nuevo ministro se está molestando por el sector «llegan estos salvadores de la patria y se quitan la careta para llevarnos a esta situación».

La Diputación mantiene ahora las esperanzas en que el Gobierno cuente con algún «resquicio legal» para evitar la moción y que el Parlamento Europeo ponga «cordura» en este ataque mortal a la minería del carbón.

Fotos