Carbunión valora que el Gobierno vea posible un sector minero competitivo

Un minero extrae carbón.
Un minero extrae carbón.

La patronal del carbón reclama medidas concretas de apoyo para un funcionamiento en los próximos años

ICAL

La Federación Nacional de Empresarios de Minas de Carbón, Carbunión, expresó hoy su satisfacción porque el Gobierno haya expresado su deseo de apoyar al sector minero para que sea competitivo y reclamó que «la sensibilidad mostrada hasta ahora y las palabras en defensa del carbón como elemento importante dentro del mix de generación eléctrica, se materialicen en medidas decididas de apoyo».

Por un lado, la patronal de las compañías mineras alude a los planes y plazos de devolución de ayudas para aquellas empresas que quieran continuar su actividad y, por otro lado, en lo que se refiere a posibles incentivos que, aunque no sean los que estaban recogidos en el Marco de Actuación de 2013, permitan una cierta estabilidad de la participación del carbón autóctono en el mix de generación y ello permita un funcionamiento normal del sector en los próximos años.

«Consideramos que nos encontramos en un momento muy importante para nuestro sector y, si bien entendemos que actualmente vamos a un modelo energético bajo en emisiones, creemos que el carbón autóctono debe tener un papel importante en la transición a ese nuevo modelo energético por su singularidad como único combustible autóctono y por su papel como moderador de los precios del mercado y su importancia como apoyo a la seguridad de suministro», señalan en un comunicado.

Para Carbunión, las claves para lograr una mayor participación del carbón en el mix energético, son su aportación al mercado de generación eléctrica, su papel moderador de los precios de la energía y que es el único combustible fósil de carácter autóctono que hay en España.

Sin embargo, subrayan que, a pesar de la previsible mayor participación del mineral autóctono en este ejercicio y la recuperación de las producciones en algunas de las explotaciones que habían estado paradas o a un ritmo más bajo durante 2016, las empresas están muy debilitadas y no se pueden olvidar los importantes retos a que se enfrenta el sector en estos momentos, como el cierre de las minas de carbón no competitivas establecido para antes del 31 de diciembre de 2018.

La patronal minera insiste en que aquellas explotaciones que quieran continuar porque sean rentables en la actualidad, a pesar de haber recibido ayudas en el pasado, tienen que devolver las ayudas recibidas. Para poder plantearse esta opción, añaden, habrá que ver los posibles planes y plazos de devolución de ayudas que se planteen por parte del Gobierno, y la posibilidad o no de las empresas mineras de hacer frente a los mismos, ya que en caso contrario tendrían que ir al cierre, a pesar de que en estos momentos pudieran continuar su actividad sin ayudas.

Fotos