Leonoticias

La Junta centra sus esfuerzos en ‘exprimir’ la riqueza del subsuelo leonés para generar empleo

video

Pilar del Olmo, durante la reunión anual de ingenieros de Minas. / Inés Santos

  • Pilar del Olmo aboga por impulsar la extracción de nuevos minerales y emplaza al Gobierno a invertir en la adaptación de las térmicas para garantizar el futuro del carbón

Castilla y León, con León a la cabeza, presume de un suelo rico y fértil que esconde una importante riqueza mineral que la sitúa a la cabeza a nivel nacional, tan sólo por detrás de Cataluña. Un sector estratégico que en cifras económicas se traduce en más de 630 millones de euros con 483 explotaciones activas, y más de 4.000 empleos, de los que sólo 1.000 están relacionadas con el sector pizarrero leonés.

Sin embargo, el sector mineral aún está por desarrollar en la Comunidad, presentado una gran proyección de futuro. Y precisamente ése es el objetivo de la Junta de Castilla y León que aboga por la puesta en valor de los valiosos recursos naturales que ofrece el subsuelo autonómico, con yacimientos de hierro, oro, magnesita o wolframio.

Un objetivo enmarcado en la nueva Estrategia de Recursos Minerales de Castilla y León 2016-2020 que recoge 34 medidas para impulsar la actividad extractiva. Y así se ha puesto de manifiesto este jueves durante la Reunión Anual del Consejo Superior de Colegios de Ingenieros de Minas que se celebra en el Parador San Marcos de León.

Allí, la consejera de Hacienda, Pilar del Olmo, ha reiterado la apuesta decidida de la administración autonómica por generar riqueza y empleo a través de la explotación de los recursos minerales de Castilla y León siempre, remarcó, garantizando la sostenibilidad ambiental.

“Tenemos un rico subsuelo que aprovechar porque va a generar empleo en nuestra Comunidad. No podemos desaprovecharlo; hay que ponerlo en valor”, remarcó Del Olmo, que reiteró la intención de la puesta en marcha en León de una explotación de hierro y oro, entre otros minerales.

Inversiones en las térmicas

Y, en esta apuesta, la Junta de Castilla y León se muestra optimista con el cambio de actitud del Gobierno en materia de minería del carbón, reconociéndose por parte del nuevo secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, remarcó Del Olmo, que se trata de un mineral clave en la generación energética.

Sin embargo, la consejera remarcó que el gobierno autonómico se mantendrá reivindicativo para no sólo para el mantenimiento del carbón en el mix energético y una mayor inyección económico para las cuencas sino también para impulsar una inversión real para la adaptación de las centrales térmicas a la normativa de emisiones.

“Estamos a la espera de una reunión con el ministro de Energía porque el carbón de León fundamentalmente se quema en las centrales y su subsistencia va ligada a que las centrales tengan viabilidad y, en consecuencia, a esas inversiones”, apuntó Del Olmo, incidiendo en que se trata de la principal preocupación de la Junta.

Un congreso donde representantes de once comunidades compartirán hasta este viernes experiencias e inquietudes para poner en valor los recursos escondidos en nuestros subsuelo y traducirlos en empleo y riqueza para el territorio.