Leonoticias

UGT exige la convocatoria inmediata de la Mesa del Carbón y asegura que el problema de la minería es una "cuestión de Estado"

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, en su visita a Ponferrada.
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, en su visita a Ponferrada. / César Sánchez
  • El secretario general, Pepe Álvarez, considera que la división del ministerio en Energía e Industria traerá a la negociación «más lío y burocracia»

La Unión General de Trabajadores exige al nuevo ministro de Energía la convocatoria inmediata de la Mesa del Carbón. El secretario general del sindicato, Pepe Álvarez, confía en que Álvaro Nadal dé un paso adelante en este sentido. De lo contrario ha anunciado que pedirán al Consejo de Ministros que inste al Gobierno su convocatoria.

«No se pueden continuar escondiendo, no podemos continuar incumpliendo los acuerdos y dejando al margen, sin ningún tipo de salida a miles de conciudadanos nuestros no sólo que trabajan en las minas sino que viven en las comarcas mineras y que necesitan una alternativa», indicó Álvarez este miércoles en Ponferrada donde se reunión con representantes mineros.

Desde UGT son conscientes de que la convocatoria de la Mesa del Carbón «no es suficiente» por lo que intentarán sumar también el apoyo de los ayuntamientos y de la propia Junta de Castilla y León «para ver de que manera podemos empezar a sumar esfuerzos» que permitan «retomar la situación» del sector minero.

El responsable nacional de UGT tiene claro que «desde el día en el que se situó el 2018 como fecha tope para la minería las cosas han cambiado en el mundo», destacando la «oscilación brutal» de los precios del crudo y el hecho de que ni siquiera el abastecimiento esté garantizado para mantener energéticamente el país, tomando el ejemplo de lo ocurrido con las centrales nucleares en Francia.

Pepe Álvarez cree que el carbón «no es sólo una cuestión de puestos de trabajo, de vida de las comarcas mineras, es una cuestión de Estado» por lo tanto pide «que se trate desde esa perspectiva». Entiende que «si las minas no tienen el abastecimiento necesario o los precios son inasequibles llevarán a un abandono del sector» destacando los problemas para ponerlas de nuevo en marcha. «Todos saben que la minería si se abandona volver a ponerla en marcha es casi imposible».

Por ello no ha dudado en hacer un llamamiento al Gobierno para que retome la situación del sector de una forma seria de cara a adoptar las medidas necesarias que le permitan salir adelante y garanticen la supervivencia de las cuencas. «El país tiene que reflexionar a fondo si el marco en el que estamos desde el punto de vista global requiere que nos repensemos el problema de la minería», subrayó.

El secretario general de UGT ha destacado también en la capital berciana los problemas que ocasionará para el sector la división en dos ministerios las áreas de Energía e Industria dado que cree que traerá para las negociaciones del carbón «más lío y burocracia», ya que «lo que antes teníamos la posibilidad de solventarlo en un solo ministerio ahora va a tener que ser con dos».

Álvarez considera necesario reactivar el sector minero para que «los jóvenes de estas comarcas tengan la oportunidad si quieren de poder quedarse aquí» por lo que ha anunciado que desde UGT lucharán por «reivindicar las políticas que lo hagan posible».

El secretario general de la Unión General de Trabajadores se reunirá con representantes de los trabajadores de la acerera Roldán de Santo Tomás de las Ollas y mantendrá también una asamblea abierta con los delegados del sindicato «para escuchar qué es lo que esperan de la nueva dirección», indicó. El objetivo, según destacó en su intervención, es «abrir una nueva etapa en el sindicato con más compromiso de las bases».

Gobierno «continuista»

En cuanto al momento político, económico y social que vive España, desde UGT califican de «continuista» al nuevo Gobierno y creen que «las perspectivas que plantea no son positivas». A pesar de ello, su secretario general apueta por sacar adelante un acuerdo estratégico para la industria. «Las comarcas no tendrán futuro si no somos capaces de hacer un plan de reindustrialización», aseveró Pepe Álvarez.

El responsable nacional del sindicato cree que la evolución del país debe pasar por la derogar las reformas laborales, subir el Salario Mínimo Interprofesional y revertir la situación en relación con los derechos sociales y los recortes aplicados. «Esta debe ser una legislatura de recuperación de derechos y libertades», sentenció. Asimismo, avanza que la negociación con la CEOE pasa por un acuerdo de compromiso real con los salarios «sino que nos olviden, no vamos a firmar», apuntó.