Leonoticias

Frente común de Junta, Acom, Carbunión y sindicatos para exigir a De Guindos la «verdad» del Gobierno con el carbón

Un vehículo abandona la bocamina en Cerredo.
Un vehículo abandona la bocamina en Cerredo.
  • Herrera se reúne con todos los agentes implicados en el sector para trazar una estrategia de cara a la reunión de este jueves en Madrid |Insisten en la necesidad de saber las intenciones de Industria «para que empresas y cuencas no sigan muriendo por inacción»

Herrera exigirá a De Guindos la “verdad” sobre el carbón. Así lo ha acordado este martes el presidente de la Junta de Castilla y León durante la cumbre minera que ha celebrado junto a representantes de Acom, Consejo Comarcal del Bierzo, sindicatos, Carbunión y diputaciones.

Una reunión de unas dos horas a puerta cerrada en Presidencia donde todos las partes han incidido en la necesidad de conocer “de una vez por todas” cuáles son las intenciones reales del Gobierno en materia energética “para actuar en consecuencia”.

Una “verdad” que anhela Herrera, conocedor a la perfección de la grave situación que atraviesa el sector del carbón y, en consecuencia, las comarcas mineras. Así lo han señalado a este diario participantes en esta reunión en la que Herrera se ha mostrado "especialmente sensible" con la crisis social y económica que atraviesan las cuencas leonesas.

Por ello, el presidente de la Junta se ha comprometido a “sacar toda la verdad” al Gobierno durante la reunión que mantendrá este jueves en Madrid con el ministro en funciones de Economía y Competitividad, Luis de Guindos.

“Herrera conoce a la perfección la problemática y por ello está muy implicado en sacarle la verdad al Gobierno sobre su postura en torno al sector. No podemos seguir viviendo en una nube que a lo único que nos está llevando es a morir por inacción a empresas, trabajadores y comarcas”.

Regulación del mercado

Así lo señaló Mario Rivas, alcalde de Villablino y representante de Acom, que trasladó a Herrera el drama social que viven las cuencas que, según recordó, en la actualidad sólo tienen dos vías de solución. La apuesta firma por el sector o bien una inyección económica del Gobierno que permita la regeneración económica a través de nuevas alternativas de empleo.

Es más, durante el transcurso de la reunión, Rivas puso de ejemplo la situación que se vive en Laciana, donde Hijos de Baldomero García, la última mina de la zona, se encuentra actualmente inmersa en concurso de acreedores “como consecuencia de los incumplimientos del Plan del Carbón y la dificultad de ser competitivos”.

De ahí que desde Acom se haya incidido también en la necesidad de que el Gobierno articule un mecanismo, similar al céntimo verde, para que el carbón nacional pueda competir con en el mercado con el mineral internacional ante la liberación de precios. “Es imposible que empresas pequeñas puedan subsistir”, lamentó Rivas.

Un encuentro en el que participó Ángel Calvo, como representante de la Diputación de León, los representantes de UGT y CCOO de la Federación de Industria y Ana Luisa Durán, presidenta de Euroacom en calidad de coordinadora del plan de la Meas de Dinamización. Todos incidieron en la necesidad de obtener una “respuesta clara del Gobierno para saber a qué atenernos”.

Pulso con el Gobierno

Precisamente, la política energética y, más concretamente, en materia minera ha provocado un largo pulso entre el Gobierno de Mariano Rajoy y el de Juan Vicente Herrera, que se ha quedado solo ante el conflicto de minería y en la búsqueda de soluciones para empresas y comarcas.

No sólo los incumplimientos continuos por parte del ministerio de Industria escenificaron las posturas encontradas de ambos dirigentes. El plantón de la vicepresidente del Gobierno al mitin de León en las pasadas elecciones ante la presencia de mineros agudizó el distanciamiento.

Sin embargo, Herrera mantiene viva su cruzada contra el Gobierno en pro del sector minero y las cuencas. Fruto de ella es la reunión que mantendrá con De Guindo en la que además exigirá el cumplimiento del Plan del Carbón 2013-2018, cuya ejecución hasta el momento ha sido prácticamente nula, llevando a la minería de León prácticamente a su desaparición a excepción de unos rescoldos.