Leonoticias

Herrera llama al PSOE a no «lanzarse» la minería a la cabeza y Tudanca pide que se recurra al plan

El presidente de la Junta de Castilla y León.
El presidente de la Junta de Castilla y León.
  • El presidente se refiere a lo que pedirá a De Guindos el 13 de octubre como que se fije el 7,5 por ciento del mix energético para el carbón, el apoyo a las eléctricas o la puesta en marcha de 28 proyectos con 150 millones

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, llamó este martes al principal grupo de la oposición a no lanzarse la crisis de la minería a la cabeza porque se hará un «flaco servicio» a las cuencas y el portavoz socialista, Luis Tudanca, solicitó al Ejecutivo que recurra el plan del Carbón, incumplido por el Gobierno central, y que se avance en proyectos concretos del plan de dinamización para mantener el empleo en las comarcas mineras.

Tudanca reclamó, en su pregunta al presidente en el pleno de las Cortes, proyectos concretos en el marco del plan de dinamización económica de los municipios mineros, aprobado en junio en el pleno de la Cámara con el voto socialista, y solicitó que en la entrevista de Herrera con el ministro de Economía, Luis de Guindos, no sólo le pida que se cumpla el plan del carbón, sino que se recurra el mismo por su incumplimiento.

El presidente explicó que el plan de dinamización tiene un marco hasta 2020 y una inversión mínima anual de cinco millones de euros, a la vez que recordó los primeros pasos dados desde el comité de seguimiento creado el pasado 5 de septiembre, cuando se nombró un responsable para su impulso y coordinación, y se realizó la gestión desde la Junta para la compra de carbón de las empresas y el mantenimiento de las reivindicaciones que llevará al ministro el próximo 13 de octubre.

El portavoz socialista reconoció la compra de carbón pero atribuyó ese hecho al aumento del precio del mineral de exportación e insistió en avanzar en la defensa del carbón autóctono, el cumplimiento de los planes del carbón, la puesta en marcha de proyectos de I+D+i y la defensa de la marca de calidad. «No hay ningún avance en esos puntos», apostilló, para subrayar que a día de hoy sólo quedan 408 mineros en Castilla y León.

«Recurra el plan», insistió Tudanca, petición que no obtuvo respuesta por parte del presidente, quien sí reprochó al socialista que centrara el fin de la minería en 7 de febrero de 2012 con Gobierno del PP en Madrid. En ese punto, Herrera le pidió que «no se abuse de la demagogia» porque entonces tendría que recordarle su «actitud sumisa» como diputado en el Congreso, que es la que hoy «ha guillotinado el carbón».

Tras agradecer que sin reconocer la gestión de la Junta se compre carbón, algo que «no tranquiliza», el presidente enumeró los puntos que llevará al ministro de Economía, que asumió las materias de industria, como que se fije el 7,5 por ciento del mix energético para el carbón, el apoyo a las eléctricas para cumplir con la directiva europea o la puesta en marcha de 28 proyectos con 150 millones.

Junto a esas peticiones al Ejecutivo central, se refirió al plan de empleo para las cuencas mineras,con 2,2 millones de euros, con contratos entre el 1 de octubre y el 31 de mayo de 2017, y detalló algunos proyectos de aquí a finales de año, como le pidió el socialista, entre ellos la inversión en la estación de esquí de Leitariegos o una planta de biomasa en El Bierzo.

El fin de las zonas mineras

«Las cuencas se mueren», advirtió Tudanca, que reclamó inversiones productivas para crear empleo y que se cuente para ello con las personas de las comarcas que conocen la problemática. Así, incidió en que la partida del plan de dinamización sea complementaria y no alternativa y se agilicen los proyectos concretos.

El portavoz socialista rechazó que se pueda realizar un «balance triunfalista» por la Junta y «presumir de planes» sin que se ejecuten, mientras las «cuencas se vacían de gente». «Piense en ello, en inversiones que creen empleo y con la gente que sobrevive» en las comarcas mineras, reseñó.

Herrera cerró el debate con la petición de no lanzarse a la cabeza la crisis de la minería porqie «no se hará un buen serbicio, sino un flaco favor».