Leonoticias

IU presenta una moción en Villablino en apoyo del consumo del carbón autóctono

  • En dicho documento solicita «colaboración» a la Diputación y a la Junta para «favorecer el uso de carbón nacional en sus instalaciones»

Raúl Fernández, portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Villablino, ha presentado una moción para solicitar medidas de «apoyo al carbón autóctono».

«La comarca de Laciana mantiene todavía importantes reservas de carbón de alta calidad en su subsuelo. La actividad minera en nuestra comarca se ha reducido en los últimos años a la mínima expresión por la desidia del PP y del PSOE. Solamente se encuentra activa en estos momentos la Mina La Escondida en Caboalles de Arriba», explica Fernández.

El portavoz de IU en Laciana recuerda que las centrales térmicas han sido en las ultimas décadas «el cliente casi exclusivo» de las empresas mineras, «comprando millones de toneladas de carbón autóctono cada año, consumo que mantenía la actividad socioeconómica en Laciana y en el resto de las comarcas mineras y su entorno».

Raúl Fernández asegura que otro mercado tradicional del carbón fueron las «calefacciones domésticas, que además de suponer mayores ventas para las empresas mineras, generaban cientos de empleos indirectos en el transporte hacia los almacenistas en las grandes ciudades». «La llegada de combustibles foráneos, como el gas natural, por su comodidad y por el apoyo de diversas medidas gubernamentales, supuso un freno a este mercado hasta convertirlo en algo prácticamente residual, que solo se mantiene en viejos edificios y especialmente en los municipios mineros», señala.

El portavoz de Izquierda Unida hace hincapié en que el Gobierno aprobó mediante el denominado «código técnico de la edificación y el Reglamento de instalaciones térmicas en los edificios», que supusieron prohibir en 2012 «las nuevas instalaciones de calefacción que consuman combustibles sólidos fósiles en España, sin excepciones». «Curiosamente si permiten el uso de combustibles fósiles como el gas natural o los derivados del petróleo, incluso creando líneas de subvenciones públicas para su uso en la Comunidad de Madrid», agrega.

Por ello, propone varias soluciones para este problema. El primero es que el pleno de Villablino declare su «apoyo al uso de carbón autóctono en las centrales térmicas; remitiendo una carta a Endesa, Fenosa, Iberdrola e Hidrocantábrico pidiendo su colaboración». «En dicha carta se solicitará que nos faciliten las toneladas de carbón adquiridas en 2016», explica.

En caso de no obtener estos datos se solicitarán al IRMC. Posteriormente, propone que se analicen en la comisión informativa de Hacienda «los porcentajes de consumo de carbón nacional de cada empresa eléctrica en sus centrales térmicas».

También exige que el pleno muestre «su compromiso» en fijar el uso «exclusivo» de carbón nacional en las calefacciones municipales.

Teniendo en cuenta todos estos, reclamarán colaboración tanto a la Diputación como a la Junta para «favorecer el uso de carbón autóctono en sus edificios e instalaciones provinciales». También solicitarán a los grupos políticos municipales del PP, PSOE, IU y Ciudadanos que transmitan a sus diputados nacionales, la petición de «tramitar las modificaciones legales oportunas para permitir uso de carbón autóctono, en las instalaciones de calefacción, creando una excepción a las limitaciones al uso de combustibles sólidos fósiles».

Raúl Fernández también pretende remitir este acuerdo, «para pedir su apoyo», a todos los ayuntamientos mineros españoles, al Consejo Comarcal del Bierzo, Diputación de León, Junta de Castilla y León, Principado de Asturias, Gobierno de Aragón y a las asociaciones municipios mineros.