Leonoticias

Endesa levanta el veto al carbón nacional pero «cierra el grifo» al leonés por su «alto contenido en azufre»

Endesa compra carbón nacional pero rechaza el leonés por su «alto contenido en azufre»
  • Compostilla retoma la compra a AsturLeonesa y Carbonar y excluye a Uminsa y HBG | Victorino Alonso insta a la eléctrica a replantear su postura y recuerda su oferta de vender a precio de importación y más limpio | El comité de empresa anuncia contundentes movilizaciones

Endesa cierra el grifo a las mineras leonesas. La eléctrica, propietaria de la central de Compostilla en Cubillos del Sil, ha retomado la compra de carbón autóctono, si bien, ha excluido de los suministradores a Uminsa y HBG (Hijos de Baldomero García).

La mediación de la Junta de Castilla y León para que la térmica berciana retomase la recepción de carbón ha surtido efecto sólo en parte. La eléctrica ha levantado al veto a las asturianas Astur Leonesa y Carbonar dejando ‘colgado’ al carbón de El Bierzo.

Su alegato, el alto contenido en azufre, a pesar de que Uminsa acordase ya en 2015 recibir carbones mezclados para reducir, a petición de Endesa, los niveles hasta el 1,6%.

Es más, con la intención de reanudar el suministro de a Compostilla, Victorino Alonso trasladó a Endesa su intención de vender el mineral al precio de exportación aumentando hasta 60.000 las toneladas, suministrando carbones exclusivamente de bajo contenido de azufre e incrementando los límites penalizables de cenizas para abaratar los costes de tratamiento.

Sin embargo, la respuesta de Endesa ha sido bien distinta. Compostilla mantendrá el bloqueo tanto a Uminsa como a HGB, ambas inmersas en Expediente de Regulación de Empleo y con dificultades de continuar su actividad si no reanudan a corto plazo la venta de carbón.

Escrito a Endesa

Ante ello, la respuesta de Uminsa no se ha hecho esperar. La minera ha remitido un escrito a la dirección de Endesa lamentado el veto a los carbones del Bierzo mientras se decide “recepcionar mineral fuera de Castilla y León procedentes en algunos casos de empresas que han puesto fecha a su cierra y que solo pretenden dar salida a sus existencias, aunque ello suponga pérdidas, y en otros a suministradores que suponen competencia desleal dado que no pagana a Hacienda, la Seguridad Social ni a sus trabajadores”.

Es más, según el escrito remitido al que ha tenido acceso este diario, la minera propiedad de Alonso teme que detrás de la decisión de Endesa exista un claro interés por prescindir de Uminsa, cuando no tiene sentido no consumir carbones del 1,6% de azufre en un mix energético que aporta hasta un 70% de coque con el 7%.

De ahí que desde la empresa solicite a Endesa reconducir las negociones dado que “de no ser así, lejos de ser reconocido su esfuerzo económico en auxilio un sector acabará por perjudicar su imagen en la zona que precisamente opera”.

Inminentes movilizaciones

Tampoco se ha hecho esperar la respuesta de los trabajadores. Desde el comité de empresa de Uminsa califican de “pretexto” la justificación de Endesa para mantener el veto a los carbones del Bierzo, a pesar de las negociaciones que impulsó la Junta de Castilla y León.

De ahí que hayan instado a Endesa a replantear su postura y retomar de forma inmediata la compra de carbón. De no ser así, advierte el presidente del comité, Jorge Díaz (UGT), retomarán las movilizaciones.

“Hemos cumplido con la exigencia de Endesa y ahora nos cierra por completo el grifo. Parece buscar el cierre de la única empresa que tienen visos de continuidad. O retoman la compra o empezaremos junto con los trabajadores de HGB movilizaciones como es debido”.

Fue la primera semana de septiembre cuando Endesa trasladó la intención de negociar con sus suministradores para analizar “las posibilidades que existen para retomar esa compra”. Hoy se conoce el bloqueo a las empresas leonesas y, con él, una nueva puntilla de muerte para este sector en la provincia.