Leonoticias

UPL reclama «eficiencia» a Herrera en materia de minería

  • Santos exige agilidad en la ejecución del Plan de Dinamización y la defensa del empleo en las Térmicas por encima de los intereses de las eléctricas

El procurador de UPL en las Cortes, Luis Mariano Santos Reyero, ha preguntado al Presidente de la Junta, en la sesión de control de este martes, si considera que su actuación en materia de minería está siendo «suficiente, eficiente y ágil».

El leonesista recordó que hace tiempo «convinieron en la necesidad de aportar ayudas», refiriéndose al plan de dinamización de los municipios mineros, para «soportar la situación dignamente hasta que llegaran las verdaderas soluciones para reactivar las zonas deprimidas».

Reprochó a Herrera que, a día de hoy, «con la que está cayendo», éste pudiera vender «como un hito» las negociaciones con las eléctricas, o haber conseguido «su anunciada reunión con Guindos como la posible solución a una situación insostenible». «Que poco ambiciosos son ustedes», añadió.

Incidió en que la política del PP es «no apostar por el carbón, ni por su valor estratégico, en cuyo caso es lógico que sobren las térmicas como está ocurriendo en Compostilla, mañana será La Robla». «Nos da lo mismo que con esa escasa reivindicación se vaya a negociar con Endesa para salvar la Térmica de Compostilla, porque al final, como siempre, volverán a triunfar las eléctricas por encima de los intereses de las cuencas mineras», aseguró

Santos recordó a Herrera que, «en relación al plan de dinamización, es normal que, ante la falta de presupuesto nacional y autonómico, surja la duda de si habrá o no partida presupuestaria para llevarlo a cabo». «Preocupa además el desconocimiento sobre cuándo empezará a ejecutarse, o como podrán los ayuntamientos acceder a él, o los fondos para su puesta en marcha», añadió.

El lesonesista acusó a Herrera de «continuar en el bucle de atacar a su propio partido como si fuera un ente diferente al que usted representa». Luis Mariano Santos finalizó su intervención calificando la actuación del Gobierno de la Comunidad como «ni ágil, ni suficiente y, desde luego, tampoco eficiente».