Leonoticias

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, frente al nuevo portavoz parlamentario del Grupo Popular Juan José Sanz Vitorio.
El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, frente al nuevo portavoz parlamentario del Grupo Popular Juan José Sanz Vitorio. / Miriam Chacón

Herrera asegura que seguirá adoptando medidas en apoyo de las comarcas mineras y reclamando el compromiso del Gobierno

  • El portavoz de UPL acusa a la Junta de «poca ambición» y de vender «como un éxito» la reunión con De Guindos

El presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, reconoció hoy que la situación de las comarcas mineras es preocupante, pero aseguró que la Junta seguirá adoptando medidas de apoyo como el Plan de Dinamización de las Cuencas Mineras y reclamando el compromiso del Gobierno central.

Herrera respondió de esta forma a una pregunta del portavoz de la Unión del Pueblo Leonés, Luis Mariano Santos, que acusó a la Junta de falta de ambición para solucionar la crisis minera y de vender “como un éxito una reunión con un ministro de su propio partido político”.

El 'leonesista' argumentó que el problema de fondo ha sido el abandono del Partido Popular de la energía térmica y calificó de “fuego de artificio” el Plan de Dinamización, ya que ni los alcaldes saben como pueden acogerse a la línea de ayudas y se desconoce si habrá partida presupuestaria como consecuencia de la posible prórroga de los presupuestos.

El presidente resaltó que la inversión en apoyo al empleo de estas comarcas en los últimos meses supera los cinco millones de euros, ya que a un plan de formación dotado con un millón, en el pasado Consejo de Gobierno se aprobó una partida de dos millones de euros, que se suma a otra aprobada en febrero de 2,5 millones.

A su vez, Herrera negó que los alcaldes no sepan actuar y explicó que en su reunión con el ministro de Economía, Luis de Guindos, le reclamará, entre otras medidas, la revisión del convenio marco para reactivar las cuencas mineras, la puesta en marcha de las ayudas de diez euros por tonelada para el carbón autóctono que autorizó la Unión Europea, la exigencia del cumplimiento del mix energético recogido en el acuerdo marco de 2013 que fija un peso del 7,5 por ciento para el carbón.