Ciñera defiende unida la dignidad de la minería y da todo su apoyo a los encerrados

Momento en el que los manifestantes cortan la N-630./
Momento en el que los manifestantes cortan la N-630.

Cerca de un millar de personas se citan en la localidad minera para exigir al Gobierno que cumpla con los compromisos adquiridos | Compañeros, vecinos y familiares cortan la N-630 y reclaman un 'salvavidas' para el sector

DANI GONZÁLEZciñera

Más unidos que nunca, firmes en la defensa del sector minero y confiados en un milagro que por el momento parece imposible cerca de un millar de minertos, familiares, amigos, arropados por representantes de diferentes formaciones políticas, se han dado cita este miércoles en la localidad de Ciñera para defender la dignidad del sector.

imágenes

Lo han hecho dejando ver su indignación por la falta del Gobierno a la hora de cumplir con los compromisos que permitirían, al menos, un cierre ordenado del sector y por extensión la continuidad en la actividad durante algo menos de dos años.

«Defendemos la minería por encima de todo, pero lo que hoy se pide en casi miseria», se ha llegado a escuchar en una jornada en la que los sentimientos han estado a flor de piel.

No solo gente de Ciñera y alrededores han acudido a la Plaza de la Iglesia de la localidad, también mineros asturianos, lacianiegos y bercianos han estado presentes. «Tenemos que dar las gracias a estos cuatro mineros por recordarnos que tenemos que seguir luchando para mantener vivas las comarcas», destaca Silvia Salamanca, una mujer del carbón de Asturias.

Encerrados

Los concentrados han tenido muy presentes, desde el primer minuto hasta el último a los cuatro mineros que aún permanecen encerrados. 17 días suman Daniel Garguño, Sócrates Fernández, Alvaro Rodríguez y Elías Ortega a 200 metros de la bocamina en una huelga de hambre que para sus compañeos es el fiel reflejo de que ya se ha llegado a una «situación límite».

Tras una pancarta en la que se podía leer '¡Salvemos la mina!' el millar de personas se ha trasladado hasta la carretera nacional procediendo a un corte simbólico con el fin de hacer más visible su protesta.

Cánticos de '¡Viva la lucha obrera!' y un sentido 'Santa Bárbara bendita' en el que se recordó a los seis fallecidos en Tabliza hace tres años fueron el 'arma' utilizada por lmanifestantes. Media hora de corte pacífico ha sido la manera de oxígeno a los cuatro encerrados y ser el altavoz de su protesta para que llegue a oídos del Ministerio de Industria.

La minería agoniza desde hace meses, años, pero para los trabajadores y sus familias aún hoy se trata de un sector estratégico y viable por el que se debería apostar.

«No solo es el empleo, es la supervivencia de la zona. Esta es una manera de dar aliento a los cuatro compañeros que están luchando desde ahí abajo» señala José Antonio Colinas, sindicalista de UGT. «Seguro que mañana, cuando les bajemos la prensa y vean todo esto, se animarán al ver todo el apoyo que reciben», añade Julio Gómez, sindicalista de USO.

Situación en el interior

Personas llegadas de todo el territorio provincial, e incluso de Asturias, abarrotaron la plaza de la localidad de Ciñera, donde dieron también apoyo a los familiares de los encerrados. Carmen Mesa, la mujer de Elías Ortega reconoció sentirse «fatal» y explicó cómo se enteró a primera hora de esta mañana de la decisión de su marido de iniciar una huelga de hambre. Las llamadas han sido constantes a lo largo de todo el día y la preocupación máxima, en especial porque Elías ha sido operado recientemente del estómago y el riesgo para su salud es aún mayor. «Todos intentamos convencerles, porque una huelga es algo muy grande, pero son muy cabezones», lamenta.

Con lágrimas en los ojos, el padre de este minero encerrado, también llamado Elías Ortega, recordaba sus 27 años de minero y asegura que «no esperaba esto de la empresa» además de que lamentó que el Gobierno les esté permitiendo hacer esto. «Es penoso que no se dé salida al carbón nacional», reclamó. También los vecinos lamentaban la situación en la que se augura que quedará la comarca, tradicionalmente minera, si finalmente se acaba con esta actividad.

Junto a una gran pancarta el presidente del comité de empresa de la Hullera Vasco-Leonesa, Julio González, explicó que este jueves trasladarán a los cuatro encerrados el calor que hoy se sentía en la plaza de Ciñera por parte de todos los asistentes, un apoyo que «les lleva a seguir para adelante». Después de haber estado con ellos, apostilló que se encuentran «fuertes y convencidos de lo que hacen» y están luchando por los puestos de trabajo, al tiempo que puntualizó que los integrantes del comité de empresa no apoyan la medida de la huelga de hambre porque «es una salvajada y una auténtica locura».

«Al borde del abismo»

Ante los presentes se leyó la carta que los encerrados quisieron que se leyera ante los asistentes, en la que dejaron constancia del agradecimiento por el apoyo recibido durante todos estos días y lamentaron el «incumplimiento constante» del Plan del Carbón que ha llevado a La Vasco y a sus trabajadores a una situación «límite» y que puede terminar con la actividad minera en la comarca y con los puestos de trabajo en la zona. «Es una decisión nuestra, con todo lo que conlleva» e hicieron un llamamiento a levantarse a luchar «por el inmovilismo constante» que coloca al sector minero «al borde del abismo».

Desde el comité de empresa también se puntualizó que tanto el Ministerio como la Junta tienen que «implicarse de una dichosa vez» en un momento en el que no se lucha por una continuidad, como ocurría en el año 2012, sino por unas ayudas al cierre para intentar prolongar el empleo un tiempo «durante el máximo posible». Tras la lectura del manifiesto y de la carta de los encerrados, según informa Ical, todos los presentes se dirigieron hacia la N-630, donde interrumpieron el tráfico de manera pacífica durante aproximadamente media hora para hacer aún más visible la lucha en la que se encuentra inmerso nuevamente el sector de la minería.

Contenido Patrocinado

Fotos