El volcado de móviles de los jugadores de la Arandina no aporta pruebas

Un momento del traslado de los jugadores a Comisaría./
Un momento del traslado de los jugadores a Comisaría.

Uno de los futbolistas buscó información sobre abusos tras la llamada de la terapeuta de la menor

SUSANA GUTIÉRREZAranda

El informe preliminar realizado por la Policía Nacional sobre el volcado de móviles de la víctima y de los tres ex jugadores de la Arandina -dos de ellos leoneses-, no aporta ninguna prueba en la investigación de la presunta agresión sexual denunciada por una menor de 15 años.

Uno de los datos que destaca el estudio de información de los móviles es la búsqueda sobre abusos sexuales y edad de consentimiento que realizó uno de los jugadores, Carlos Cuadrado, el día 28 de noviembre.

Ese día, según detalló la psicopedagoga de la víctima ante la jueza instructora, la terapeuta llamó al futbolista para preguntarle por los hechos que el día anterior le había detallado la joven y apercibirle de que evitara cualquier contacto recordándole la edad de la menor, por debajo de los 16 años que marca el Código Penal para el consentimiento de las relaciones sexuales.

El informe policial también desvela, según fuentes cercanas al caso, que las conversaciones de WhastsApp del futbolista desde mediados de agosto hasta el 3 de diciembre han sido borradas, aunque no se puede determinar si de forma fortuita o premeditada. Respecto a los otros dos futbolistas, solo existe una referencia del menor de ellos, Raúl Calvo, que en una conversación define a la víctima como «una cría».

Estudio de información

En el estudio de la información, la policía concluye que pudo haber algún encuentro sexual basándose en la declaración que hizo la joven de 15 años en la comisaría el día 11 de diciembre. También se alude a notas de voz de la adolescente que hablarían de ese encuentro, algunas de ellas se han presentado ya en las vistas testificales, ya que fueron enviadas a un grupo de WhatsApp.

En esta línea, se alude además, a la conversaciones de Whatsapp con la pedagoga sobre los hechos denunciados, diálogos que ya fueron detallados por la especialista en su testificación judicial.

En el informe policial también se contemplan otras conversaciones personales de la menor con personas ajenas a los hechos denunciados que determinan algunos aspectos de su vida anterior y posterior. Todavía está pendiente el estudio de la información colgada en la nube, además del ordenador requisado en el registro de la vivienda que compartían los detenidos y la información de perfiles y conversaciones privadas entre la víctima y futbolistas que se ha solicitado a Instagram.

La instrucción del caso ha proseguido este viernes con el informe psicológico y forense que se realizará a la menor en Burgos. Asimismo, las partes están pendientes de la decisión de la jueza sobre la petición de las defensas de que los futbolistas sean puestos en libertad.

Contenido Patrocinado

Fotos