La vivienda agotará su ‘stock’ en Castilla y León y los precios podrían dispararse un 4,2% este año

Gráfico
El mercado de la vivienda registrará movimientos notables. / Ical

Los alquileres no experimentarán subidas y se mantendrán en los 470 euros mensuales para una casa de 80 metros

ICALLeón

El mercado inmobiliario se encuentra a las puertas de un nuevo tiempo en Castilla y León. Este año alcanzará un ‘stock técnico’, es decir, conseguirá acabar con el parque de vivienda sin vender acumulado por la crisis económica, lo que dará paso en la Comunidad a un mayor dinamismo en las compraventas, lo que acabará con el periodo de bajos precios de los últimos años, con una subida que podría alcanzar el 4,2 por ciento, una de las mayores del país.

Por tanto, el sector dejará atrás los saldos y precios bajos que impuso el estallido de la ‘burbuja’ inmobiliaria en un tiempo en el que los ciudadanos dejaron de comprar viviendas por las dificultades económicas. Según el estudio 'Mercado Residencial en España. Situación actual y perspectivas' de Servihabitat, los ‘chollos’ están a punto de desaparecer debido al repunte notable que experimentarán los precios en la recta final del año.

De media, el metro cuadrado se encarecerá un 4,2 por ciento en Castilla y León al cierre de 2017, una décima más que en el conjunto del país. No obstante, se trata de la séptima subida más elevada del país, por detrás de Navarra (5,9 por ciento), Madrid (5,3 por ciento), Canarias (5,2 por ciento), Baleares (4,9 por ciento), Castilla-La Mancha (4,8 por ciento) y Galicia (4,7 por ciento). En el lado opuesto se situarán País Vasco y Asturias, con un alza del 2,2 y el 2,5 por ciento, respectivamente.

El mercado en la Comunidad presenta un ritmo menor que en otras zonas, debido a que no ha experimentado un crecimiento destacable derivado de la ausencia de un volumen relevante de promociones. De hecho, hasta ahora el incremento de la actividad promotora solo se está dejando notar levemente en las ciudades de Valladolid y Burgos, gracias a empresarios locales.

De esta forma, los expertos detectan un ‘stock’ técnico en los principales núcleos urbanos, sobre todo las capitales de provincia, si bien no se espera que la actividad promotora repunte debido a la situación demográfica, marcada por la pérdida de población y el envejecimiento. En el resto de la Comunidad, consideran que existe todavía un volumen abundante de viviendas vacías, que todavía tardará tiempo en desaparecer.

Más compraventas

En concreto, el informe de Servihabitat, que cada año avanza la evolución del sector en España, indica que los precios se elevarán hasta alcanzar las compraventas un valor medio de 102.833 euros, lejos de los 94.521 de 2015 y de los 68.688 de 2016. Todo ello, será posible gracias al incremento de las transacciones inmobiliarias, con un alza previsible este año del 17,5 por ciento, hasta las 19.644.

Por ello, el parque de casas sin comprador se volverá a reducir en Castilla y León al término de este ejercicio un 11,9 por ciento, hasta situarse en 28.524, es decir, con 116,6 por cada 10.000 habitantes, muy superior a las 70 de media nacional. Junto a la Comunidad, figuran otras autonomías con un importante ‘stock’: Castilla-La Mancha (243,5), La Rioja (231,6), la Comunidad Valenciana (205,3) y la Región de Murcia (128,3).

Todo llevará al sector de la construcción a edificar un 11,1 por ciento de viviendas más ese año, unas 2.830, frente a las 2.500 del pasado año, así como a terminar otras 3.300, un 21,8 por ciento más.

Alquiler

Finalmente, el mercado de alquiler no se muestra especialmente activo en Castilla y León, como consecuencia de los bajos precios que hasta ahora presenta la vivienda en venta y del reducido volumen de población joven. El estudio estima que una casa de 80 o 90 metros podría arrendarse al mes por unos 470 euros, frente a los 600 de media en el conjunto del país. En total, se ofertan unas 9.200 viviendas, con una rentabilidad bruta media del 4,9 por ciento.

Fotos