Los veterinarios amenazan con «duras huelgas» si no se acaba con la «discriminación» entre sanitarios

Juan Carlos Alonso y Manuel Martínez, frente al Procurador del Común. / Sandra Santos

La Unión Sindical de Castilla y León denunca ante el Procurador del Común que la Junta «quiere incluirnos en la parte de administración especial, y no lo somos»

N. BARRIO León

Ya protagonizaron encierros en la Consejería de la Presidencia, donde estuvieron durmiendo durante varias jornadas, y el planteamiento es que si la situación continúa, «la lucha vaya a más».

Una representación de la Unión Sindical de Castilla y León presentó en la mañana del jueves ante el Procurador del Comín una denuncia con la que poner el foco sobre la problemática que aseguran sufrir a diario.

«La situación no mejora, la queja va por la discriminación que existe entre el personal que presta asistencia en la parte curativa del Sacyl, somos aproximadamente 2.000 y llevaremos una lucha sin cuartel hasta que los agravios se solucionen», defendía Manuel Martínez, secretario general de USCAL. En la misma línea estimó que se convocará a los órganos de dirección del sindicato «para entrar en una fase de huelga más dura donde las funciones son clave. En el momento en el que esto se lleve a cabo el sistema se va a resentir».

Desplazándose desde Burgos, el presidente de USCAL, Juan Carlos Alonso exigió ante el Procurador que «se cumpla la normativa vigente», ya que «tenemos un marco normativo que en estos momentos dice que el personal sanitario que presta servicios en la parte preventiva es personal de la administración sanitaria, mientras que existe una obcecación por parte de la viceconsejera de presidencia y su equipo en incluirnos en la parte de administración especial. Y no lo somos».

Así, y presentada la denuncia ante el Procurador, los veterinarios esperan movimientos para seguir o no con los planes de lucha marcados.

Fotos