Una veintena de jóvenes en situaciones complicadas dan vida al Centro Municipal de Menores Gloria Fuertes

Las concejalas Aurora Baza y Marta Mejías, junto al alcalde en funciones, Fernando Salguero, visitan las instalaciones que el Ayuntamiento tiene en la avenida País Leonés | El Centro ofrece talleres que van desde el rap a la gestión de emociones

Visita al Centro de Menores 'Gloria Fuertes'. / Noelia Brandón
N. BARRIOLeón

Además de ser un gran entretenimiento tanto para el que las practica como para el que las disfruta, las artes son también una forma de canalizar frustraciones, ayudar a exprimir el talento y sacar todo el partido de aquel que cree haberlo perdido.

El Centro de Menores 'Gloria Fuertes' de la capital busca ser un buen transformador de problemas en soluciones. Una veintena de chicos y chicas de entre 6 y 16 años acuden en la actualidad a sus instalaciones de la avenida del País Leonés para desarrollar actividades que puedan 'echar un cable' en situaciones complicadas.

«El Centro tiene dos finalidades básicas, por un lado garantizar y atender a las personas menores y jóvenes, promoviendo una integración social y familiar, así como ayudar a los que por su situación personal no puedan ser atendidos de forma correcta», explicaba la concejala Aurora Baza, durante una visita realizada en la mañana del martes junto a la también concejal Marta Mejías y al actual alcalde en funciones, Fernando Salguero.

Desarrollando actividades durante todo el año y contando con tres trabajadores, el 'Gloria Fuertes' ofrece actividades que van desde un taller de rap que comenzará la semana que viene, pasando por dinámicas diferentes que incluyen la siempre difícil gestión de las emociones.

«Intentamos potenciar y ayudar a los menores que vienen hasta aquí en diferentes aspectos, como habilidades de comunicación, cuestiones escolares y personales», declaraba el director del Centro, Jesús Núñez.

El verano es tiempo para explorar aspectos más lúdicos y evitar en lo posible volver a recaer en la rutina del invierno. Con este objetivo en mente, el Centro brinda su programa a «intentando dar un servicio personalizado y ajustado a las necesidades reales de cada menor», acotaba Jesús Núñez, que añadía que «no podemos tener un Centro masivo porque se perdería la esencia».

Realizando su labor desde 2009, el Centro de Menores Gloria Fuertes cuenta ahora con un nuevo ala en el que poder dar rienda suelta a los programas, con el fin de canalizar a través de actividades lo que en ocasiones la vida no facilita.

Contenido Patrocinado

Fotos